BIOLOGÍA - GEOLOGÍA . COM

1º ESO

3º ESO

4º ESO

2º Bachillerato

Realidad Aumentada

Blog

 

Saltar la navegación

5.7. Contaminación del agua dulce y salada

Los seres humanos utilizamos el agua para nuestro consumo y para realizar múltiples actividades. A veces, como resultado de dicho uso, y a veces mal uso, el agua resulta contaminada. En este caso, podríamos definir el término contaminación como el resultado de la acción humana que no permite que el agua pueda ser utilizada por los seres humanos ni por el resto de los seres vivos. El origen de los contaminantes puede ser:

Aguas domésticas residuales

Las aguas residuales son las originadas a partir las actividades que se producen en las poblaciones humanas: cocina, baños, etc.

Como resultado de algunas de estas actividades, los hogares producen aguas residuales que contienen restos fecales, que favorecen el desarrollo de organismos patógenos (bacterias) que pueden resultar perjudiciales para la salud humana y que pueden acabar con otros seres que viven en el agua, y detergentes que hacen que el agua no  sea apta para el consumo.

También contienen, además dedetergentes y materia orgánica, sustancias sólidas en suspensión, grasas, etc. Si estas aguas son vertidas directamente a los ríos o al mar, favorece la proliferación de organismos como bacterias y virus, muchos de ellos patógenos. Como consecuencia, se provoca la pérdida de calidad del agua: mal olor, sabor, turbidez, etc. y pueden provocar diversas enfermedades en caso de utilización sin depuración.

Cuando el agua lleva gran cantidad de materia orgánica, fosfatos y nitratos, se produce la eutrofización del agua, proceso que se inicia con gran proliferación de fitoplancton y algas. Luego va seguido de un gran aumento de otros microorganismos, con disminución del oxígeno del agua y de la muerte de peces y otros animales acuáticos.

Agricultura y ganadería

El uso en exceso de abonos y fertilizantes para el aumento de la producción agrícola, puede provocar que el agua del riego o de la lluvia se lleven restos de esas sustancias.

Como consecuencia se puedan contaminar los ríos, lagos y acuíferos, con la pérdida de calidad de las aguas y su eutrofización.

El uso de pesticidas, herbicidas, fungicidas y otros productos tóxicos usados para eliminar organismos, hace que esas sustancias acaben pasando a las cadenas tróficas de los ecosistemas. Dichas sustancias se van acumulando en los organismos según se asciende en los niveles alimenticios, dando lugar a enfermedades que pueden conducir a la muerte de esos organismos.

Los purines son los excrementos del ganado que procede de las explotaciones ganaderas y que se acumulan en grandes cantidades, pudiendo utilizarse como abono. Pero si no se tratan correctamente pueden contaminar las aguas superficiales y subterráneas, al ser lavados por las lluvias y el riego, y provocar la eutrofización de las aguas.

Industria y minería

La contaminación del agua por los procesos industriales y mineros se debe a la generación de residuos con sustancias tóxicas, ácidos, metales pesados y materiales sólidos. Estos productos son de difícil tratamiento y descomposición, cuya única medida es la acumulación en depósitos o balsas, con las adecuadas garantías de protección del entorno.

En industrias y centrales energéticas utilizan el agua como refrigerante, liberando el agua caliente al entorno. Este agua caliente altera los ecosistemas, ya que disminuye la concentración de oxígeno y puede provocar la muerte de peces y otras especies.

Los compuestos orgánicos derivados del petróleo pueden ser muy contaminantes cuando se vertidos al suelo o al agua, bien por accidente o deliberadamente. Las mareas negras provocan la formación de una capa de sustancias que impide el intercambio de gases, la penetración de la luz solar y provoca la muerte de numerosos organismos.

Por suerte, y aunque se podría reducir muchísimo esta contaminación, las depuradoras pueden limpiar las aguas contaminadas antes de volver a los ríos.

También hay que evitar que se produzcan catástrofes como las de los petroleros que tienen un accidente y vierten su contenido al mar. Uno de los casos más conocidos es el del Prestige, que en 2002 vertió 63000 toneladas de crudo frente a las costas de Galicia. La contaminación fue muy importante, afectando a los ecosistemas durante mucho tiempo y exigiendo unas labores de limpieza y descontaminación muy intensas.

 

Currículos de Biología y Geología

Aviso legal

Descargas

Contacto

Sorpresas en exámenes

Índice global

 

 

 

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.