BIOLOGÍA - GEOLOGÍA . COM

1º ESO

3º ESO

4º ESO

2º Bachillerato

Realidad Aumentada

Blog

 

Saltar la navegación

7.3.1. Moneras

El reino de los moneras está formado por organismos unicelulares procariotas, como las bacterias.

En este reino se incluyen organismos muy pequeños, que sólo pueden ser observados con microscopios muy potentes. Todos los individuos de este Reino se caracterizan por ser:

  • Procariotas: en el interior de la célula no existen compartimentos y no se aprecia núcleo.

  • Unicelulares: son individuos compuestos de una sola célula.

  • Pueden vivir solos o asociarse unos individuos con otros, formando colonias.

  • Ocupan todos los ecosistemas de La Tierra, desde los hielos polares hasta el interior de los pulmones de un rinoceronte.

Estructura de las células procariotas

Las células procariotas tienen una estructura muy sencilla. Desde el exterior hacia el interior encontramos:

  • Una pared celular rígida y dura. Su función es proteger a la célula. Sobre esta pared actúan los antibióticos que son medicamentos que destruyen a las bacterias.

  • Una membrana plasmática, que actúa como paso fronterizo entre el exterior y el interior celular.

  • El citoplasma, que se encuentra en el interior y es donde se realizan todas las funciones celulares.

  • El ADN, que contiene la información genética de la bacteria y que se encuentra libre por el citoplasma.

  • Los ribosomas, que son pequeñas fábricas de proteínas.

Actividad interactiva: Procariotas.

Funciones vitales de las bacterias

Función de nutrición

Con relación a la nutrición que presentan, las bacterias pueden ser:

  • Autótrofas: crean la materia orgánica que necesitan para vivir, a partir de la materia inorgánica.

  • Heterótrofas: crean la materia orgánica que necesitan a partir de materia orgánica que obtienen del medio donde viven. Pueden ser:

    • Saprofitas o descomponedoras: Se desarrollan sobre materia orgánica y la descomponen. Algunas son perjudiciales porque alteran ciertos alimentos, pero muchas son beneficiosas porque reciclan la materia y enriquecen el suelo, digieren las manchas de petróleo, contribuyen a depurar las aguas residuales y a reciclar las basuras y producen biogás (metano), antibióticos y numerosos derivados alimenticios como el yogur o el vinagre.
    • Simbióticas: Benefician a los seres con los que conviven, como las que fijan nitrógeno de la atmósfera que transfieren a las plantas a cuyas raíces se asocian o las que las que hacen posible a los herbívoros digerir la celulosa vegetal o las integrantes de la flora de nuestro intestino que son imprescindibles para nuestra salud pues facilitan la formación de las heces y producen vitaminas.
    • Parásitas: Son responsables de muchas enfermedades de los animales y las plantas como la tuberculosis, el cólera, la gastroenteritis, o ciertas enfermedades de transmisión sexual como la sífilis.

Con relación al tipo de ambiente donde viven, las bacterias pueden ser:

  • Aerobias: necesitan vivir en ambientes con oxígeno.

  • Anaerobias: necesitan vivir en ambientes con CO2.

Hay un grupo de bacterias que sólo pueden desarrollarse en ambientes sin nada de oxígeno. A este tipo de bacterias se las conoce como anaerobias estrictas.

Función de relación

Algunas bacterias no se mueven, otras lo hacen mediante flagelos.

Función de reproducción

Se divide sucesivamente por reproducción asexual.

Formas de las bacterias

Las bacterias son el grupo más abundante de organismos dentro del Reino Moneras

Las bacterias presentan distintos tipos de formas.

  • Cocos: bacterias esféricas.

  • Bacilos: con forma alargada.

  • Vibriones: bacterias con forma de coma ortográfica.

  • Espirilos: bacterias en forma de muelle, o helicoidales.

Resistencia de las bacterias a los antibióticos

En la actualidad existe una dificultad creciente para eliminar enfermedades producidas por bacterias debido a que éstas han desarrollado “resistencia” a los antibióticos que son, entonces, incapaces de controlar su multiplicación. La causa fundamental es el mal uso que se hace de esos medicamentos, utilizándolos en casos innecesarios como en infecciones leves o en las causadas por virus o interrumpiendo el tratamiento antes de completarlo. Esto hace que sólo sobrevivan bacterias resistentes a un número creciente de antibióticos, que luego se propagan fácilmente de persona a persona entre la población, exigiendo tratamientos cada vez más sofisticados y costosos contra enfermedades comunes y convirtiendo en graves e incluso mortales infecciones que ya estaban controladas.

La única manera de frenar estas resistencias es extremar las medidas higiénicas para evitar la transmisión de las bacterias y disminuir drásticamente el uso indiscriminado de antibióticos, para preservar así su eficacia curativa.

 

Currículos de Biología y Geología

Aviso legal

Descargas

Contacto

Sorpresas en exámenes

Índice global

 

 

 

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.