BIOLOGÍA - GEOLOGÍA . COM

1º ESO

3º ESO

4º ESO

2º Bachillerato

Realidad Aumentada

Blog

 

Saltar la navegación

11.1.5. El ciclo menstrual

El ciclo menstrual

El ciclo menstrual es el conjunto de cambios periódicos que producen en el aparato reproductor femenino con el fin de preparar al organismo para la fecundación del óvulo y el embarazo. Comienza en la mujer a partir de los 10 a 14 años, con la menarquia, y desaparece entre los 45 y 55 años, con la menopausia.

El ciclo menstrual suele tener una duración media de 28 días, aunque puede variar. Sólo suele madurar un único óvulo en cada ciclo.

El ciclo menstrual consta de dos fases:

  • Fase folicular. Se desarrollan un grupo de folículos y se produce la maduración de un único folículo que aumenta de tamaño hasta que se produce la ovulación, cuando el folículo se rompe y el óvulo maduro es liberado. Ocurre desde el día 1 (el primer día de regla) al día 14 del ciclo.
    • La hipófisis segrega la hormona estimulante del folículo (FSH), que estimula el crecimiento de los folículos, aunque sólo uno madurará.
    • Al desarrollarse los folículos, sus células comienzan a segregar estrógeno, hormona que provoca el aumento del endometrio del útero, que se hace más grueso y se llena de vasos sanguíneos.
    • Cuando aumenta el nivel de estrógenos sea máximo, la hipófisis segrega la hormona luteinizante (LH), provocando la ovulación o expulsión del óvulo del folículo, aproximadamente en la mitad del ciclo menstrual.
    • El óvulo se desplaza a través de las trompas de Falopio hacia el útero.
  • Fase lútea. Dura desde el día 15 al 28 del ciclo, desde que se produce la ovulación hasta que empieza la menstruación.
    • Después de la ovulación, los restos del folículo forman el cuerpo lúteo o amarillo, que durará hasta que se produzca un embarazo o la menstruación.
    • La hormona luteinizante (LH) provoca que el cuerpo lúteo empiece a segregar progesterona, hormona que prepara al endometrio para recibir al embrión haciendo que éste adquiera su máximo grosor.
    • Si no se produce la fecundación, unos 14 días después de la ovulación, disminuirá la producción de progesterona, provocando que el revestimiento del útero, el endometrio, se desprenda y salga al exterior por la vagina, causando una hemorragia llamada menstruación o regla, que dura unos cuatros días y dará comienzo a otro nuevo ciclo menstrual.
    • Si el óvulo se encuentra con un espermatozoide en la trompa de Falopio se puede producir la fecundación y se implanta el embrión en el útero, se seguirá produciendo estrógeno y progesterona para evitar que se desprenda el endometrio, hasta que se cree la placenta.

El óvulo, después de la ovulación, se libera y viaja hacia el útero. Si no encuentra a un espermatozoide en las 24 horas siguientes, el óvulo muere. Esto ocurre casi siempre, bien porque no ha habido copulación o porque el espermatozoide no ha llegado a encontrar al óvulo por utilizar algún método anticonceptivo u otros motivos.

La vida de los espermatozoides es más larga, unos cinco días, por lo que los días anteriores a la ovulación y el día de la ovulación son los días más fértiles del ciclo menstrual y en los que hay mayores posibilidades de embarazo.

 

Currículos de Biología y Geología

Aviso legal

Descargas

Contacto

Sorpresas en exámenes

Índice global

 

 

Síguenos si te ha sido útil biologia-geologia.com.
 

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.