BIOLOGÍA - GEOLOGÍA . COM

1º ESO

3º ESO

4º ESO

2º Bachillerato

Realidad Aumentada

Blog

 

Saltar la navegación

12.6. Los trasplantes y la donación de células, sangre y órganos

12.6. Los trasplantes y la donación de células, sangre y órganos

Un trasplante consiste en sustituir un órgano o un tejido enfermo por otro que funcione correctamente procedente de un donante.

En los últimos años se ha avanzado mucho y se obtienen buenos resultados con los trasplantes, pero es necesario que todavía haya mayor número de donantes que puedan ceder sus órganos.

España es el líder mundial, durante 25 años consecutivos, en el número de trasplantes realizados. El modelo español se toma como ejemplo en otros países, donde las donaciones se realizan de un modo altruista y los trasplantes los realiza el Sistema Nacional de Salud. Pero a pesar de su buen funcionamiento, el 10% de las personas que esperan un trasplante mueren antes de recibirlo.

En España, la donación y el trasplante se encuentran regulados por la Ley de Trasplantes que se basa fundamentalmente en:

  • El altruismo de la donación: no se puede recibir nada a cambio de la donación de cualquier órgano. De hecho, donante y receptor son anónimos.
  • Equidad en el acceso al trasplante. Todas las personas tienen el mismo derecho a recibir el trasplante. Se hace una lista con las características de cada paciente y recibe el órgano la persona idónea para recibirlo, por compatibilidad y por urgencia.

Datos sobre trasplantes: Estadísticas de donación y trasplantes.

Trasplante de órganos

El trasplante de órganos consiste en la sustitución de un órgano que no funciona correctamente por el de otra persona que ha donado después de fallecer. En algunos casos, como el del riñón, es posible que una persona ceda uno de los suyos si funcionan correctamente.

Los órganos que pueden ser trasplantados son el riñón, el corazón, el pulmón, el intestino, páncreas e hígado, procedentes de una persona con daño cerebral irreversible o muerte encefálica. Aunque la persona está muerta, todavía tienen suficiente irrigación sanguínea como para permitir ser extraídos, transportados y trasplantados. No todos los fallecidos pueden donar sus órganos. Lógicamente, los tejidos y órganos donados son sometidos a rigurosos controles para evitar la transmisión de otras enfermedades.

Puede ser receptor del trasplante cualquier persona cuyos órganos no funcionen correctamente y no se puedan curar con otro tratamiento médico, y el trasplante sea la única forma de evitar su muerte o de tener una mejor calidad de vida. El receptor no puede recibir órganos de cualquier persona, tienen que ser compatibles. El sistema inmunitario del receptor reconoce el órgano del donante como algo extraño y trata de destruirlo. Por eso, para evitar el rechazo, las células del donante y del receptor tienen que ser lo más parecidas posible.

En España, el Sistema Nacional de Salud y la Comunidad Autónoma correspondiente se encarga del trasplante, por lo que cualquier persona, independientemente de su capacidad económica, puede ser trasplantada.

Información sobre trasplantes: Organización Nacional de Trasplantes.

Trasplante de tejidos

Los trasplantes de tejidos son más antiguos que los trasplantes de órganos, aunque menos conocidos. El tejido más donado es la sangre, cuyos trasplantes se llaman transfusiones. También se puede donar córneas, válvulas cardíacas, segmentos de arterias y venas, y médula ósea. Por ejemplo, los enfermos de leucemia necesitan trasplantes de médula ósea de un donante compatible que, en el 30% de los casos, puede encontrarse entre sus familiares más directos.

La piel y cartílagos también se utilizan en autotrasplantes en personas con quemaduras o roturas de ligamentos.

Donación de sangre

Ser donante es un deber social de todos ciudadanos. La sangre no puede fabricarse en el laboratorio, y la única forma de conseguir sangre es mediante la solidaridad de las personas sanas.

Continuamente se necesitan transfusiones en casos de accidentes, operaciones, etc. y es nuestra responsabilidad el que exista suficiente sangre disponible para que otros (o nosotros mismos) la puedan utilizar.

Normalmente, de la sangre que se dona se separan los distintos componentes para ser utilizados en cada caso:

  • Uso de componentes sanguíneos en hospitales:
    • Concentrados de hematíes. En casos de pérdida de sangre por algún accidente, cirugía, anemia, etc.
    • Plasma fresco congelado. En problemas de coagulación o pérdida de plasma sanguíneo.
    • Concentrados de plaquetas. En casos de escasez o mal funcionamiento de plaquetas.
    • Autransfusión. La sangre la dona una persona que va a ser sometida a una intervención quirúrgica y la usará posteriormente.
  • Uso de componentes para medicamentos:
    • El plasma se utiliza para producir factor de coagulación para tratar la hemofilia y para producir anticuerpos.

Donación de sangre

By Remux (Own work) [CC BY-SA 4.0], via Wikimedia Commons

Trasplante de células

En el apartado de la reproducción asistida ya se trató el tema de la donación de gametos, óvulos y espermatozoides que se utilizan en casos de esterilidad.

Otro tipo de células que se pueden donar son las células madre, que pueden proceder en embriones o del cordón umbilical. Estas células madre pluripotentes no están especializadas, pero son capaces de originar distintos tipos de células que pueden llegar ayudar a curar, en un futuro, enfermedades como el cáncer, Alzheimer, Parkinson, lesiones medulares, etc.

 

Currículos de Biología y Geología

Aviso legal

Descargas

Contacto

Sorpresas en exámenes

Índice global

 

 

Síguenos si te ha sido útil biologia-geologia.com.
 

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.