BIOLOGÍA - GEOLOGÍA . COM

1º ESO

3º ESO

4º ESO

2º Bachillerato

Realidad Aumentada

Blog

 

Saltar la navegación

4.3. Enfermedades del aparato respiratorio

El aire que inspiramos contiene muchas partículas, algunas de ellas perjudiciales para el organismo. Puede contener virus, bacterias, granos de polen, cenizas, humos, etc., que pueden causar enfermedades. Aunque la mayor parte de las enfermedades respiratorias están relacionadas por el hábito de fumar.

Las principales enfermedades del aparato respiratorio son:

 Asma

El asma es una enfermedad que provoca que los bronquios reduzcan su diámetro y dificulten el paso del aire.

Suele producirse por herencia genética, por infecciones o por alergias al polvo, pelo o plumas de animales, mohos, polen, etc.

El tratamiento consiste en la administración de sustancias broncodilatadoras y evitando la causa que provoca la alergia.

Actividad: Asma.

Animación: Asma.

Cotilleos: David Beckham y Miguel Indurain.

Amigdalitis

La amigdalitis o anginas es la inflamación de las amígdalas causadas por una infección vírica o bacteriana, pudiendo llegar a tener pus que forman placas.

Las amígdalas contienen células que producen anticuerpos útiles en la lucha contra la infección, por lo que sólo es recomendable su extirpación en casos graves.

Amigdalitis con placas producidas por bacterias

By Michaelbladon at English Wikipedia (Transferred from en.wikipedia to Commons.) [Public domain], via Wikimedia Commons
Animación: Amigdalitis.

Faringitis

La faringitis es la inflamación de la faringe, producida por su irritación, normalmente causada por una infección bacteriana o vírica. Suele ir asociada a la amigdalitis.

Laringitis

La laringitis es la inflamación de la laringe y es un síntoma común del resfriado. La laringitis también provoca la inflamación de las cuerdas vocales, por lo que es habitual que se produzca ronquera o pérdida de voz.

Laringitis

By BruceBlaus (Own work) [CC BY-SA 4.0], via Wikimedia Commons

Sinusitis

La sinusitis es la inflamación de los senos nasales, que son cavidades de algunos huesos de la cara y el cráneo que están comunicadas con las fosas nasales.

Está causada por hongos, bacterias o un virus, o también por una alergia.

Senos paranasales

By Nnh_front.svg: Own work *translation: Angelito7 (talk)This is a retouched picture, which means that it has been digitally altered from its original version. Modifications: Translation to spanish. The original can be viewed here: Nnh front.svg. Modifications made by Angelito7. (Nnh_front.svg) [Public domain], via Wikimedia Commons

Afonía y disfonía

La afonía es la pérdida completa de la voz, mientras que la disfonía es la pérdida parcial de la voz. Se debe a infecciones o a esfuerzos excesivos al gritar o hablar durante mucho tiempo. El frío favorece su aparición.

Bronquitis

La bronquitis consiste en la inflamación de de la mucosa de los bronquios. Está causada por una infección bacteriana, viral o por agentes irritantes (polución, tabaco).

Cuando se padece bronquitis, el aire tiene más dificultad para realizar su recorrido, por lo que se irritan los bronquios y se produce más mucosidad.

El síntoma más característico de la bronquitis es la tos, pero en casos graves puede ir acompañada de esputos, fiebre y malestar general.

Neumonía o pulmonía

La neumonía es la inflamación de los alvéolos producida por una infección provocada por bacterias, virus u hongos. Los alvéolos se llenan de pus y líquido, lo que dificulta la respiración y la absorción de oxígeno.

La neumonía más común está causada por la bacteria Streptococcus pneumoniae o neumococo, y provoca fiebre alta, dolor en la respiración, tos y esputos con sangre. Se trata con el antibiótico penicilina. Si afecta también a los bronquios se denomina bronconeumonía.         

Cáncer de pulmón

El cáncer de pulmón consiste en un crecimiento incontrolado de células que se desarrollan en los bronquios e invaden y destruyen los tejidos pulmonares.

Provoca que el pulmón no funcione correctamente, causando dolor e incluso la muerte.

Aunque cualquier persona puede padecer cáncer de pulmón, es más frecuente en fumadores, puesto que el humo del tabaco contiene numerosas sustancias promotoras de cáncer, como el alquitrán.          

Catarro o resfriado común o constipado

El catarro está producido por una infección vírica que provoca la inflamación de las membranas nasales, generando una secreción mucosa espesa, goteo y congestión nasal, dolor de garganta y tos. Normalmente no se presenta fiebre.

Al estar causado por virus, los antibióticos no son adecuados (los virus no son seres vivos y sólo funcionan contra infecciones bacterianas), y los tratamientos sólo sirven para aliviar los síntomas, no para curarlo. Suele remitir en una semana.

Gripe

La gripe o influenza está causada por virus. Es más grave que el resfriado, ya que además del cansancio, estornudos, mucosidad e irritación de garganta, suele ir acompañada de dolores musculares, escalofríos y fiebre.

No existe tratamiento curativo, pero los analgésicos pueden aliviar los síntomas. Desaparece después de varios días. 



Edema pulmonar

El edema pulmonar es la acumulación de líquido en el interior de los pulmones.  Se produce cuando hay un problema en la circulación de la sangre y el corazón no puede bombear sangre de manera eficiente, quedándose represada en los vasos sanguíneos que llevan la sangre a los pulmones. Cuando la presión en estos vasos aumenta, el líquido pasa hacia el interior de los alvéolos pulmonares, inundándolos y reduciendo su capacidad para intercambiar gases, quedándose el organismo sin oxígeno.

Embolia pulmonar

La embolia pulmonar se produce cuando se bloquea una arteria pulmonar. Normalmente, se origina cuando se obstruye un vaso sanguíneo (trombosis) de las venas de la pelvis o de las piernas, y parte de ese coágulo se desprende (émbolo) se desplaza hacia el corazón y de allí, a la arteria pulmonar que queda bloqueada.

Enfisema pulmonar

El enfisema pulmonar consiste en el aumento del tamaño de los alvéolos pulmonares, perjudicando el intercambio gaseoso. Aunque entra más aire en los alvéolos, la sangre no puede tomar el oxígeno ni dejar el CO2, por lo que el organismo tiene problemas para conseguir el oxígeno que necesita.

La principal causa de este deterioro de los pulmones es el tabaco. Esta enfermedad es crónica, con un proceso lento y progresivo.

Hipo

El hipo es la contracción involuntaria del diafragma y de los músculos intercostales, acompañada de la laringe y de un cierre de la epiglotis que evita la inspiración del aire. Normalmente se inicia de forma espontánea y dura escasos minutos.

El diafragma es un músculo que está debajo de los pulmones y es el responsable de la ventilación pulmonar. Suele funcionar correctamente, pero a veces, se irrita. Entonces, el aire entra rápidamente por la laringe y se cierra la epiglotis y suena el “¡hip”! característico del hipo. Comer muy deprisa, estar nervioso, abusar del alcohol, alteraciones del estómago, etc., son algunas de las causas que pueden provocar esta irritación.


Tuberculosis

La tuberculosis es una infección bacteriana (Mycobacterium tuberculosis) contagiosa que afecta a los pulmones, produciendo tos, dolor torácico y esputos sanguinolentos, pero también puede afectar al aparato digestivo, la piel, el sistema nervioso, etc.

El bacilo se transmite a través del aire, cuando una persona con tuberculosis tose, estornuda o habla. Cuando por los esputos, bien en gotitas suspendidas en el aire o por partículas de polvo. Para su tratamiento es necesario usar antibióticos.

 

Currículos de Biología y Geología

Aviso legal

Descargas

Contacto

Sorpresas en exámenes

Índice global

 

 

 

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.