BIOLOGÍA - GEOLOGÍA . COM

1º ESO

3º ESO

4º ESO

2º Bachillerato

Realidad Aumentada

Blog

 

Saltar la navegación

5.8. Linfa y sistema linfático

Las células no toman los nutrientes y oxígeno directamente de los vasos sanguíneos, sino que lo toman del plasma intersticial, líquido procedente de la sangre que ocupa el espacio que hay entre las células. El exceso de este líquido intersticial, y cargado con otras sustancias de desecho, es recogido por un sistema de drenaje, el sistema linfático, que lo devolverá a la sangre en las venas subclavias. A este líquido se le conoce con el nombre de linfa.

Como recordarás de cuando se habló de absorción de nutrientes en las vellosidades intestinales, se dijo que las grasas no pasaban a la sangre, sino que los vasos quilíferos absorbían las grasas para llevarlas al sistema linfático, y posteriormente llegarían a la sangre.

En el sistema linfático no existe un órgano que bombee la linfa, sino que se desplaza por las contracciones musculares y el movimiento de las extremidades.

La linfa es un líquido de color claro, con pocas proteínas y rico en lípidos. Por proceder de la sangre, es muy parecida al plasma sanguíneo, pero las únicas células que contiene son los glóbulos blancos, procedentes de los ganglios linfáticos. La linfa es menos abundante que la sangre, pues tenemos unos 2 litros.

Del mismo modo que en el circulatorio, los capilares linfáticos se unen en vasos más grandes, las venas linfáticas, pero éstas desembocan en las venas subclavias.

Podemos resumir las funciones del sistema linfático en:

  • Recoge el exceso de líquido intersticial y lo devuelve a la sangre.
  • Los linfocitos defienden al organismo frente a infecciones.
  • Los vasos quilíferos absorben las grasas que no pueden absorber las vellosidades intestinales y las llevan a la sangre.

Contesta en tu cuaderno

5.22.- ¿Dónde se encuentra el líquido intersticial?

Actividad desplegable

Lee y completa

Además del sistema circulatorio sanguíneo existe otro sistema, el linfático, que se encarga de recoger el exceso de líquido que circula entre las células ( ) para devolverlo a la sangre. También recoge en el intestino los productos resultantes de la digestión de las .

El sistema linfático está constituido por ganglios linfáticos y vasos linfáticos por los que circula un líquido llamado . La linfa se produce tras el exceso de líquido que sale de los al espacio intersticial o intercelular, siendo recogida por los que drenan a vasos linfáticos más gruesos hasta converger en conductos que se vacían en las venas subclavias, devolviendo este líquido a la sangre.

La linfa recorre el sistema linfático gracias a débiles contracciones de los músculos, a la pulsación de las arterias cercanas y del movimiento de las extremidades.

La linfa está compuesta por un líquido claro pobre en y rico en lípidos, parecido a la sangre, pero con la diferencia de que las únicas células que contiene son los que, migran de los capilares y proceden de los ganglios linfáticos, sin contener . La linfa es más abundante que la sangre.

Los capilares linfáticos se unen formando conductos cada vez de mayor diámetro llamados venas linfáticas que desembocan en las venas subclavias. En los ganglios linfáticos se forman .

Las funciones del sistema linfático son:

  • Recolectar y devolver el líquido intersticial a la sangre.
  • Defender el cuerpo contra los organismos patógenos.
  • Absorber las grasas que no pueden absorber las vellosidades intestinales y transportarlas mediante los vasos quilíferos hacia el aparato circulatorio.

Habilitar JavaScript

 

Currículos de Biología y Geología

Aviso legal

Descargas

Contacto

Sorpresas en exámenes

Índice global

 

 

Síguenos si te ha sido útil biologia-geologia.com.
 

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.