BIOLOGÍA - GEOLOGÍA . COM

1º ESO

3º ESO

4º ESO

2º Bachillerato

Realidad Aumentada

Blog

 

Saltar la navegación

2.2. ADN y genética molecular

Desde la década de 1940 ya se sabía que el material que controlaba la aparición de los caracteres hereditarios residía en el núcleo celular y tenía cierto carácter ácido, aunque también contenía proteínas. Utilizando moléculas marcadas con átomos radiactivos se comprobó que los virus que infectaban bacterias sólo les introducían ácidos nucleicos y no las proteínas de su cápsida. Experimentos posteriores concretaron que la molécula portadora de la información genética era el ADN.

En los años 50 muchos equipos científicos interdisciplinares aportaron nuevos datos que permitieron a Francis Crick y James Watson proponer en 1953 el modelo de estructura del ADN que se conoce con el nombre de "Doble Hélice". El conocimiento de sus características facilitó un vertiginoso avance en la llamada Genética Molecular, cuyo objetivo es la comprensión de la composición y funcionamiento de los genes y su posible manipulación. 

Dedicaremos el Tema 3 "La herencia biológica" a la genética, y allí profundizarás algo más sobre este tema.

Los cromosomas

Los cromosomas (término que significa "cuerpos coloreados", por la intensidad con la que fijan determinados colorantes al ser teñidos para poder observarlos al microscopio), son un componente del núcleo celular que sólo aparecen cuando la célula está en división, ya sea mitosis o meiosis; tiene una estructura filiforme, en forma de cadena lineal, más o menos alargada, en el caso de eucariotas, o en forma de anillo circular cerrado, en el caso de procariotas, y están compuestos por ácidos nucleicos y proteínas.

Como lo único que cambia en el ADN son las bases nitrogenadas, el ADN se puede representar por su secuencia de bases:

...AAAGAACTGTAACCTGCACAGTCACGTGACGTAGTCCCAGTGCACGTGC...

Este conjunto de letras sin sentido aparente es un fragmento de ADN, y es la materia que constituye los GENES. Un gen no es más que un fragmento de ADN, es decir, un conjunto de nucleótidos unidos entre sí, con información para un carácter determinado, de tal manera que un cromosoma se puede considerar como un conjunto de genes. Los genes determinan las características hereditarias de cada célula u organismo.

Los cromosomas contienen el ácido nucleico ADN (ácido desoxirribonucleico), el cual está formado por la unión de pequeñas moléculas que se llaman NUCLEÓTIDOS; en el ADN sólo existen cuatro tipos de nucleótidos distintos, diferenciándose sólamente en uno de sus componentes, las llamadas BASES NITROGENADAS:

  • nucleótidos con ADENINA = A
  • nucleótidos con GUANINA = G
  • nucleótidos con CITOSINA = C
  • nucleótidos con TIMINA = T

Como lo único que cambia en el ADN son las bases nitrogenadas, el ADN se puede representar por su secuencia de bases:

...AAAGAACTGTAACCTGCACAGTCACGTGACGTAGTCCCAGTGCACGTGC...

Este conjunto de letras sin sentido aparente es un fragmento de ADN, y es la materia que constituye los genes. Un gen no es más que un fragmento de ADN, es decir, un conjunto de nucleótidos unidos entre sí, con información para un carácter determinado, de tal manera que un cromosoma se puede considerar como un conjunto de genes. Los genes determinan las características hereditarias de cada célula u organismo.

A los genes que están juntos en un mismo cromosoma se les llama genes ligados, y tienen a transmitirse juntos.

Los cromosomas en realidad están formados por dos cadenas de ADN repetidas que se espiralizan y se mantienen unidas, de forma que en un cromosoma se distinguen dos partes que son idénticas y reciben el nombre de cromátidas, que se unen por un punto llamado centrómero. El centrómero divide a las cromátidas en dos partes que se denominan brazos.

Cromosoma
cromosoma.gif (Imagen GIF, 450 × 260 píxeles) - Escalado (0 %). (s. f.). Recuperado a partir de http://recursos.cnice.mec.es/biosfera/alumno/4ESO/genetica1/imagenes/cromosoma.gif

Estas cadenas repetidas surgen al final de la interfase, antes de la división celular, a partir de la replicación de la única cadena que existe en la interfase; esto quiere decir que una célula que no está en división tiene en su núcleo cadenas individuales de ADN que forman la cromatina, mientras que cuando está en división tiene pares de cadenas duplicadas que forman cromosomas.

Un cromosoma está formado por dos cromátidas, que son cadenas iguales de ADN, es decir, con los mismos genes y los mismos alelos.

El número cromosómico

Las células de los individuos de una especie determinada suelen tener un número fijo de cromosomas, que en las plantas y animales superiores se presentan por pares. El ser humano tiene 23 pares de cromosomas. En estos organismos, las células reproductoras tienen por lo general sólo la mitad de los cromosomas presentes en las corporales o somáticas. Durante la fecundación, el espermatozoide y el óvulo se unen y reconstruyen en el nuevo organismo la disposición por pares de los cromosomas; la mitad de estos cromosomas procede de un parental, y la otra mitad del otro. Es posible alterar el número de cromosomas de forma artificial, sobre todo en las plantas, de las que se pueden obtener múltiplos del número de cromosomas normal.

Cuando estudiamos los cromosomas de una especie podemos ver que existen dos grupos de seres vivos:

  • Especies haploides: son aquellas que tienen todos sus cromosomas diferentes, no existe ninguno repetido; al número de cromosomas de un individuo haploide se le llama número haploide y se representa por n.
  • Especies diploides: son aquellas que tienen cada cromosoma dos veces; cada cromosoma está repetido ya que uno del par viene de la madre y otro del padre, recibiendo el par el nombre de cromosomas homólogos; al número de cromosomas de un individuo diploide se le llama número diploide y se representa por 2n.

Este número haploide o diploide debe mantenerse constante a lo largo de la vida del individuo. Por tanto, para que se pueda dar la reproducción sexual debe existir un mecanismo corrector que impida que se duplique el número de cromosomas en cada generación y, como ya vimos, este mecanismo corrector es la meiosis, que es una división especial del núcleo por la cual se reduce a la mitad el número de cromosomas. De esta manera los gametos siempre son haploides y el zigoto siempre es diploide, por definición, por lo que un adulto diploide producirá gametos haploides por meiosis, y la fecundación producirá zigotos diploides que dará adultos otra vez diploides.

 

Currículos de Biología y Geología

Aviso legal

Descargas

Contacto

Sorpresas en exámenes

Índice global

 

 

 

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.