BIOLOGÍA - GEOLOGÍA . COM

1º ESO

3º ESO

4º ESO

2º Bachillerato

Realidad Aumentada

Blog

 

Saltar la navegación

3.2.3. Tercera ley de Mendel

Tercera ley de Mendel o Ley de la independencia de los caracteres

En la transmisión de dos o más caracteres, cada par de alelos que controla un carácter se trasmite de forma independiente de cualquier otro par de alelos que controlen otro carácter.

Como hemos visto, las dos primeras leyes de Mendel se basan en el estudio del comportamiento de los factores hereditarios para un carácter. Pero Mendel quiso comprobar si dos caracteres no antagónicos se transmitían de modo independiente. Los genes que determinan cada carácter se transmiten independientemente.

Para conocer la influencia que pueden tener dos o más caracteres entre sí cuando se heredan, ideó el siguiente experimento.

Seleccionó razas puras para dos caracteres diferentes, que ya había estudiado cómo se heredaban, pero por separado. Ahora los estudiaría juntos. Primero realizó el siguiente cruce:

P:     Semilla amarilla y lisa       x         Semilla verde y rugosa

F1:                       100 % Semilla amarilla y lisa.

Entonces comprobó que para dos caracteres también tenía validez su primera ley, ya que todos los descendientes eran iguales entre sí, e iguales a uno de sus progenitores.

Después, cruzó dos individuos dihíbridos de la F1 o autofecundó, y obtuvo una segunda generación filial (F2) compuesta por 556 semillas con las siguientes características:

  • 315 semillas amarillas y lisas.
  • 108 semillas amarillas y rugosas.
  • 101 semillas verdes y lisas.
  • 32 semillas verdes y rugosas.

Estos resultados se corresponden con unas proporciones relativas aproximadas de 9:3:3:1. Es decir, de 16 individuos, se obtendrían 9 con dihomocigóticos dominantes, con las dos características dominantes, 3 con un carácter dominante y otro recesivo, otros 3 con el otro carácter dominante y el otro recesivo, y uno dihomocigótico, doblemente recesivo para los dos caracteres.

Así, Mendel propuso su tercera ley o de la herencia independiente de los caracteres no antagónicos, que afirma que los distintos caracteres se heredan independientemente unos de otros.

Con estos resultados observó algo que no pasaba cuando estudiaba un solo carácter:

  • Aparecían individuos distintos a los progenitores, como las plantas de guisantes de semillas verdes y rugosas y las amarillas y lisas.
  • Se obtenían proporciones 9:3:3:1.

Mendel llegó a la conclusión de que igual que los factores hereditarios son independientes, los caracteres también lo son, por lo que se pueden combinar de todas las formas posibles, apareciendo combinaciones que antes no existían.

Tenemos que tener en cuenta que los hallazgos de Mendel se produjeron sin que él tuviera los conocimientos que nosotros tenemos del ADN.

 

Currículos de Biología y Geología

Aviso legal

Descargas

Contacto

Sorpresas en exámenes

Índice global

 

 

Síguenos si te ha sido útil biologia-geologia.com.
 

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.