BIOLOGÍA - GEOLOGÍA . COM

1º ESO

3º ESO

4º ESO

2º Bachillerato

Realidad Aumentada

Blog

 

Saltar la navegación

4.6. La evolución humana: proceso de hominización

La evolución humana

La especie humana es única en muchos aspectos, si la comparamos con las demás especies que viven sobre la Tierra. Sin embargo, como ser vivo perteneciente al reino de los metazoos, ha surgido a partir de los mismos procesos biológicos y evolutivos que el resto de los animales que hoy podemos ver, es decir, según el neodarwinismo. Los cambios en el medio, las mutaciones y la selección natural modelaron a un conjunto de poblaciones de primates que se fueron transformando hasta dar lugar a la cadena de homínidos, de la cual nosotros somos el último eslabón.

Los homínidos aparecieron hace unos cinco millones de años; se caracterizan por su posición erguida y por ser bípedos (andar sobre dos extremidades).

El bipedismo pudo haber surgir en algunos grupos de primates obligados a abandonar su vida arbórea a consecuencia de un cambio climático, ocurrido hace unos 15 millones de años, que eliminó muchos árboles.

En las sabanas africanas, la posición erguida permitió a estos individuos advertir la presencia de presas y depredadores, mejorar la visión y liberar la mano, que podía ser utilizada en actividades distintas a la locomoción.

El bipedismo fue una adquisición evolutiva muy importante, pues provocó modificaciones del cráneo, necesarias para adaptarse a la posición erguida. La pelvis, la columna vertebral y las extremidades variaron su morfología y su desarrollo, y el cerebro fue adquiriendo mayor complejidad.

Comparación entre un esqueleto de un chimpancé y de un humano

(s. f.). Recuperado 30 de marzo de 2016, a partir de http://e-ducativa.catedu.es/44700165/aula/archivos/repositorio//500/566/html/Unidad01/pagina_9.html

Los restos fósiles de homínidos se agrupan en dos géneros, el género Australopithecus (que no producía herramientas) y el género Homo (que sí producía herramientas). En la actualidad solo queda viva nuestra especie Homo sapiens sapiens.

Aunque el aspecto general de los Australopithecus fuera simiesco, eran bípedos, y tanto sus características morfológicas craneales, como su dentición, se asemejan en gran medida a los del género Homo.

 

Currículos de Biología y Geología

Aviso legal

Descargas

Contacto

Sorpresas en exámenes

Índice global

 

 

 

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.