BIOLOGÍA - GEOLOGÍA . COM

1º ESO

3º ESO

4º ESO

2º Bachillerato

Realidad Aumentada

Blog

 

Saltar la navegación

4.6. La evolución humana: proceso de hominización

La evolución humana

Nosotros, los humanos, junto con el resto de animales, pertenecemos al reino Metazoos. Todos hemos llegado a ser como somos en la actualidad a través de los mismos procesos biológicos y evolutivos. Los cambios ambientales que se han producido en el medio, las mutaciones, y la selección natural hicieron que algunas poblaciones de primates se fueran transformando hasta dar lugar a los homínidos. Los humanos somos los homínidos más evolucionados. A todo este largo proceso de evolución que se ha producido hasta que han surgido los humanos modernos se le llama hominización.

La hominización se produjo como consecuencia de un cambio ambiental en la zona oriental de África. La escasez de lluvio hizo desaparecer muchos árboles y la vegetación se redujo hasta la sabana existente en la actualidad. Los primates, de los que surgió el hombre, tuvieron que adaptarse al ambiente cálido y seco.

Los primeros homínidos aparecieron hace aproximadamente cinco millones de años. Los homínidos se caracterizan por:

  • Tener su posición erguida.
  • Ser bípedos.

Bipedismo

El bipedismo o bipedestación es la capacidad para andar sobre las dos extremidades inferiores, sin apoyar las palmas de las manos ni los nudillos, adquiriendo una posición erguida.

El bipedismo pudo surgir cuando algunos grupos de primates, por un cambio cambio en el clima producido hace unos 15 millones de años que hizo desaparecer muchos árboles, tuvieron que abandonar su bida arbórea.

El tener una posición erguida les permitía localizar presas y depredadores, ya que podían ver con más facilidad a su alrededor. Además, al no usar las manos, las podían utilizar para otros fines.

El bipedismo llevó asociados otros cambios morfológicos en el esqueleto y la musculatura:

  • La columna vertebral deja de ser recta a tomar forma de "S". Así soporta mejor la postura erguida y mantiene el centro de gravedad sobre la cintura y que los pies soporten el peso. El bipedismo genera mucha tensión en la columna vertebral, por lo que no es raro que tengamos dolor de espalda.
  • Estrechamiento del canal pélvico, lo que dificulta el parto en las mujeres. El parto humano es más doloroso que el del resto de primates.
  • Acortamiento de las extremidades superiores, que dejan de tener función locomotora.
  • Modificación del cráneo para adaptarse a la posición erquida. El orificio del cráneo por donde pasa la médula espinal, el foramen magnun, se va desplazando hasta la base del cráneo. El cráneo pasa de estar insertado en la columna por su parte trasera a hacerlo por su parte inferior. Gracias a este cambio en la inserción de la columna vertebral en el craneo se produjeron cambios en la laringe que han permitido desarrollar las cuerdas vocales y tenemos la capacidad de hablar. El lenguaje permitió la coordinación de grupos y la transmisión de conocimientos, permitiendo la evolución cultural y el pensamiento simbólico.
  • La aparición de un pulgar oponible permite agarrar y manipilar objetos.
  • Los pies se hacen menos flexibles, con la planta arqueada para distribuir el peso de una forma más unidforme. El pulgar es más ancho y no oponible al resto de los dedos, ya que sólo se utiliza para andar.



Ventajas del bipedismo

A pesar de que el ser bípedo suponga una gran tensión en la columna vertebral y el estrechamiento del canal pélvico, el bipedismo tiene más ventajas que desventajas, como por ejemplo:

  • Permite dejar las manos libres, ya que no se emplean para desplazarse, por lo que las pueden utilizar para coger objetos.
  • Al tener los ojos a más altura, pueden ver el horizonte por encima de la vegetación para encontrar presas o huir de los depredadores.
  • El desplazamiento bípedo es más lento que el cuadrúpedo, pero como consume menos energía le permité recorrer grandes distancias. Como hace falta menos energía para sobrevivir, necesitan menos esfuerzo para alimentarse.

Otros cambios producidos en la hominización

La evolución de los homínidos también han producido otros cambios:

  • Aumento de la capacidad craneal. Los australopithecus tenían una capacidad craneal de unos 500 cm3, que aumentó con el proceso de hominización hasta los 1000 cm3 del Homo antecessor, 1500 cm3 del Homo neanderthalensis, o los humanos actuales que tienen entre 1200 y 1850 cm3 de capacidad craneal.
  • Desarrollo del cerebro. Le permite fabricar herramientas, entre otras muchas cosas.
  • Cambios en la forma del cráneo. La mandíbula se hace menos saliente, y los arcos superciliares menos marcados. El hueso frontal se hace más vertical, apareciendo la característica frente humana. Estos cambios hicieron que el craneo fuera más ligero y que aumentara su tamaño.
  • El vello corporal desapareció casi totalmente, quedando únicamente en el cabello de la cabeza y en el vello que aparece como caracteres sexuales secundarios a partir de la pubertad en algunas partes del cuerpo.
  • Cambios en la dentición, que se adapta a una alimentación omnívora. Se reduce el número de dientes de 36 a 32 dientes actuales. Los caninos (colmillos) se hacen más pequeños, similares al resto de dientes. Los premolares y molares también disminuyen su tamaño.

 

Currículos de Biología y Geología

Aviso legal

Descargas

Contacto

Sorpresas en exámenes

Índice global

 

 

Síguenos si te ha sido útil biologia-geologia.com.
 

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.