BIOLOGÍA - GEOLOGÍA . COM

1º ESO

3º ESO

4º ESO

2º Bachillerato

Realidad Aumentada

Blog

 

Saltar la navegación

7.1. De la Deriva continental a la Tectónica de placas

A lo largo de la historia han surgido varias teorías para explicar la presencia de orógenos. Estas teorías, según defiendan o no el desplazamiento  de los continentes, se clasifican en fijistas y movilistas.

El Contraccionismo es una teoría fijista que afirmaba que la Tierra al enfriarse replegó su superficie formando cordilleras, de forma similar a como se arruga la piel de una manzana vieja.

Posteriormente aparece la teoría del Geosinclinal en la que grandes sinclinales se rellenaban de sedimentos marinos que sufrían metamorfismo, fusión y, al ascender, plegaban los niveles superiores.

La primera teoría movilista se denomina Deriva continental.

La dinámica terrestre. (s. f.). Recuperado 27 de abril de 2016, a partir de http://recursostic.educacion.es/secundaria/edad/4esobiologia/4quincena3/4q3_contenidos_1a.htm

La teoría de la tectónica de placas, actualmente conocida como tectónica global, surge a finales de la década de los 60 (T. Wilson), como consecuencia de una serie de datos geofísicos y de teorías anteriores, iniciadas en 1912 con la deriva continental (A. Wegener) y culminadas a principios de los 60 con la expansión de los fondos oceánicos (H.H.Hess).  
Durante los siglos XIX y XX, hasta la década de 1960 en que se aceptó la tectónica de placas, se produjeron numerosas controversias entre la mayoría de los científicos que defendían la permanencia de los continentes en su localización actual (fijistas) y quienes propugnaban que éstos se habían desplazado grandes distancias a lo largo del tiempo (movilistas). 

La hipótesis de la deriva continental

En 1912, Wegener presentó su revolucionaria hipótesis movilista: la deriva continental. Según esta teoría, hacía unos 200 millones de años todos los continentes habían estado unidos en uno solo, al que denominó Pangea, “toda la tierra”, dejando un único gran oceáno, Pantalasa. Pangea se dividió, los fragmentos resultantes se desplazaron y dieron lugar a los continentes actuales.

La dinámica terrestre. (s. f.). Recuperado 27 de abril de 2016, a partir de http://recursostic.educacion.es/secundaria/edad/4esobiologia/4quincena3/4q3_contenidos_2a.htm

Pruebas de la Teoría de la Deriva Continental

Para defender la Teoría de la Deriva Continental, Wegener utilizó varios tipos de pruebas, entre ellas:

La dinámica terrestre. (s. f.). Recuperado 27 de abril de 2016, a partir de http://recursostic.educacion.es/secundaria/edad/4esobiologia/4quincena3/4q3_contenidos_2b.htm
  • Pruebas geográficas: Coincidencia entre las costas de continentes hoy en día separados. Ejemplo: África y Sudamérica. La coincidencia es mayor si se realiza a partir de las plataformas continentales.
Pruebas geográficas o morfológicas de la deriva continental
pruebamorfologicas.jpg (Imagen JPEG, 640 × 480 píxeles) - Escalado (0 %). (s. f.). Recuperado a partir de http://recursostic.educacion.es/ciencias/biosfera/web/alumno/4ESO/MedioNatural1I/imagenes/pruebamorfologicas.jpg
  • Pruebas geológicas: encontró que algunas formaciones geológicas tenían continuidad a ambos lados del Atlántico. Por ejemplo, diamantes en Brasil y Sudáfrica.
Pruebas geológicas de la deriva continental
diamantes.jpg (Imagen JPEG, 640 × 480 píxeles) - Escalado (0 %). (s. f.). Recuperado a partir de http://recursostic.educacion.es/ciencias/biosfera/web/alumno/4ESO/MedioNatural1I/imagenes/diamantes.jpg
  • Pruebas biológicas / paleontológicas: en continentes separados actualmente se podían encontrar fósiles de la misma especie en lugares hoy muy alejados que en ningún caso hubieran podido atravesar el oceáno que los separa. Esto sólo se podía explicar si hace millones de años estos continentes hubieran estado unidos entre sí.
Pruebas biológicas-paleontológicas de la deriva continental
Pangea.jpg (Imagen JPEG, 640 × 480 píxeles) - Escalado (0 %). (s. f.). Recuperado a partir de http://recursostic.educacion.es/ciencias/biosfera/web/alumno/4ESO/MedioNatural1I/imagenes/Pangea.jpg
  • Pruebas paleoclimáticas: utilizó rocas sedimentarias como indicadores de los climas en los que se originan: tillitas (clima glacial), yeso, halita (clima árido), carbones (clima tropical). Dibujó mapas de esos climas antiguos y concluyó que su distribución no se podría explicar si los continentes hubieran permanecido en sus posiciones actuales.  
Pruebas climáticas de la deriva continental
pruebaclimatica.jpg (Imagen JPEG, 640 × 480 píxeles) - Escalado (0 %). (s. f.). Recuperado a partir de http://recursostic.educacion.es/ciencias/biosfera/web/alumno/4ESO/MedioNatural1I/imagenes/pruebaclimatica.jpg
  • Pruebas geomagnéticas. Minerales magnéticos en rocas de igual edad en distinto continente indican dos polos norte. Trasladando los continentes, apuntan a un único polo.
Proyecto Biosfera. (s. f.). Recuperado 28 de abril de 2016, a partir de http://recursostic.educacion.es/ciencias/biosfera/web/alumno/4ESO/MedioNatural1I/contenido2.htm

Animación: Cómo se dividió Pangea.

Carencias de la Teoría de la Deriva Continental

La teoría de la deriva continental fue desechada por la mayoría de los científicos de la época, al no poder aportar los datos necesarios para explicar el mecanismo por el que los continentes se mueven. Wegener proponía como motor la fuerza centrífuga originada por la rotación terrestre. Al moverse los continentes arrollaban los sedimentos encontrados a su paso formando cadenas montañosas (efecto proa), desplazándose sobre los fondos marinos.

Ni los cálculos más optimistas podían demostrar que la fuerza centrífuga bastaba para vencer las fuerzas de resistencia, ni explicaba la existencia de orógenos en otras posiciones. El descubrimiento de la convección del manto por Hess supuso encontrar el motor de la deriva continental y el inicio de la formulación de una nueva teoría más completa: la Tectónica de Placas o Tectónica Global.

La dinámica terrestre. (s. f.). Recuperado 27 de abril de 2016, a partir de http://recursostic.educacion.es/secundaria/edad/4esobiologia/4quincena3/4q3_contenidos_2c.htm

Las corrientes de convección del Manto

A finales de la década de los 40, se sugiere la posibilidad de que exista en el Manto la plasticidad suficiente como para propagar el calor interno de la Tierra mediante corrientes de convección.

La base de esta hipótesis es la distribución del gradiente geotérmico, máximo en las grandes dorsales oceánicas y mínimo en las fosas marinas, siendo esta la distribución característica del calor en un sistema convectivo.

Proyecto Biosfera. (s. f.). Recuperado 28 de abril de 2016, a partir de http://recursostic.educacion.es/ciencias/biosfera/web/alumno/4ESO/MedioNatural1I/contenido2.htm#

Actualmente se cree que las corrientes afectan a la totalidad del Manto y que la Litosfera (especialmente la que posee corteza oceánica) forma parte de las células convectivas, llegando la subducción hasta el nivel D" del Manto (en contacto con el Núcleo). En la imagen posterior puedes observar un modelo 3D en el que las corrientes ascendentes aparecen en el gráfico de la izquierda (en amarillo) y las descendentes en el de la derecha (en azul). En la superficie aparecen perfilados los límites de placa (en blanco).

Proyecto Biosfera. (s. f.). Recuperado 28 de abril de 2016, a partir de http://recursostic.educacion.es/ciencias/biosfera/web/alumno/4ESO/MedioNatural1I/contenido2.htm#

 

Currículos de Biología y Geología

Aviso legal

Descargas

Contacto

Sorpresas en exámenes

Índice global

 

 

 

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.