BIOLOGÍA - GEOLOGÍA . COM

1º ESO

3º ESO

4º ESO

2º Bachillerato

Realidad Aumentada

Blog

 

Saltar la navegación

10.1. El ADN como material hereditario

El ácido desoxirribonucleico o ADN, es un ácido nucleico que contiene las instrucciones genéticas necesarias para el desarrollo y funcionamiento de todos los seres vivos conocidos y algunos virus, y es responsable de su transmisión hereditaria.

El descubridor de lo que hoy se conoce como ADN fue el médico británico Frederick Griffith, en 1928, cuando investigaba una vacuna para prevenir la neumonía durante la pandemia de gripe que tuvo lugar tras la Primera Guerra Mundial.

Aisló dos cepas de neumococo (Streptococcus pneumoniae), la cepa lisa (S), dañina, y otra cepa rugosa (R), no virulenta, ya la S estaba recubierta por una cápsula gruesa de polisacáridos que la protegía del sistema inmune del organismo.

Cuando inyectaba bacterias S a los ratones, enfermaban u morían. Las bacterias se reproducían porque estaban protegidas por su cápsula. Al estudiar los restos de los ratones, recuperó bacterias S.

Si mataba las bacterias S con calor, e inyectaba las bacterias en los ratones, éstos sobrevivían.

Si inyectaba bacterias R a los ratones, los ratones sobrevivían, ya que morían las bacterias al carecer de cápsula de polisacáridos que le protegiera.

Después, para comprender mejor el proceso, inyectó una combinación de bacterias R (no letales) con S inactivadas por calor (no letales), y el ratón moría. Además, se encontraron bacterias S vivas.

Este misterio no lo pudo resolver Griffith, aunque dedujo que alguna sustancia de las bacterias S, resistente al calor, había transformado a las bacterias R en virulentas bacterias S.

Fue en 1944, cuando Avery, MacLeod, y McCarty fueron capaces de explicarlo. Las bacterias S muertas por calentamiento tenían intacto el ADN, que cuando se liberaba, podía entrar en contacto con la pared bacteriana de las R, penetrar en su interior e introducirse en el ADN bacteriano, haciendo que la bacteria fabrique la cápsula de polisacáridos, haciéndose virulenta y transmitiendo esa información a sus descendientes.

Esta fue la primera prueba experimental de que el ADN contenía la información hereditaria, aunque no se valoró suficientemente este descubrimiento por el desconocimiento que se tenía de la estructura del ADN. Se pensaba que esto sólo ocurría en bacterias y virus, y que los seres superiores deberían tener otro mecanismo más complejo.

A partir de éstos y otros muchos descubrimientos se fue conociendo la estructura del ADN.

 

Currículos de Biología y Geología

Aviso legal

Descargas

Contacto

Sorpresas en exámenes

Índice global

 

 

 

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.