BIOLOGÍA - GEOLOGÍA . COM

1º ESO

3º ESO

4º ESO

2º Bachillerato

Realidad Aumentada

Blog

 

Saltar la navegación

13.6.2. Hipersensibilidad

El sistema inmunológico tiene como función destruir los antígenos extraños sin producir ningún daño a la persona, pero, en ocasiones, estas respuestas pueden ser de una fuerza excesiva ante moléculas inocuas o poco peligrosas, pudiendo producir efectos graves en las personas, incluso la muerte.

Se distinguen dos tipos de hipersensibilidad:

Hipersensibilidad inmediata o anafiláctica: alergia

La hipersensibilidad inmediata o anafiláctica se desarrolla rápidamente, unos 10 ó 20 minutos después de la exposición al antígeno, que en este caso se llama alérgeno. Algunos de los alérgenos más comunes son el veneno de las abejas, las proteínas del polen, pelos de animales, heces de ácaros del polvo, algunos medicamentos como la penicilina, algunos alimentos como mariscos, cacahuetes, etc.

Desarrollo de la reacción alérgica

Cuando se produce el primer contacto con el alérgeno no se muestra ningún síntoma externo pero sí se induce a que los linfocitos B produzcan inmunoglobulinas IgE. Estos anticuerpos se unen por su zona constante a los leucocitos basófilos de la sangre y a los mastocitos de los tejidos. Éste es el proceso de sensibilización.

Cuando se produce el segundo contacto con el alérgeno, éste se une a las IgE que recubren a los mastocitos y a los basófilos, provocando su desgranulación, expulsando sustancias del citoplasma celular. Estas sustancias secretadas provocan la inflamación (histaminas, prostaglandinas, serotonina, etc.) o reacciones generalizadas (constricción de los músculos de los bronquios y bronquiolos, vasodilatación general), que pueden causar la muerte por asfixia o por un descenso importante de la presión sanguínea (shock anafiláctico).

Animación: Hipersensibilidad mediada por IgE.

Hipersensibilidad retardada

También puede ocurrir que la reacción se produzca más tarde, incluso varias semanas después del contacto con el antígeno, como ocurre en la hipersensibilidad retardada.

En la hipersensibilidad retardada no intervienen los anticuerpos, sino un tipo de linfocitos T que, después de un segundo contacto con el mismo antígeno, liberan sustancias que estimulan la acción de los macrófagos y desencadenan un proceso inflamatorio.

Un ejemplo de este tipo de hipersensibilidad es el causante de las dermatitis de contacto originadas por algunos cosméticos, prendas de vestir, bisutería o plantas en contacto con la piel, cuyas proteínas se unen con haptenos presentes en dichos productos y originan los antígenos desencadenantes de la reacción. Dado que los síntomas (picor, erupción,...) son similares a los de la hipersensibilidad anafiláctica, a estas reacciones se les denomina, incorrectamente, alergias de contacto.

 

Currículos de Biología y Geología

Aviso legal

Descargas

Contacto

Sorpresas en exámenes

Índice global

 

 

 

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.