BIOLOGÍA - GEOLOGÍA . COM

1º ESO

3º ESO

4º ESO

2º Bachillerato

Realidad Aumentada

Blog

 

Saltar la navegación

6.2.3. Células eucariotas

Las células eucariotas son mucho más complejas que las procariotas, tanto estructural como funcionalmente. Como las procariotas, también tienen membrana plasmática y ribosomas, se diferencian de ellas en que tienen un núcleo que separa el ADN del citoplasma, orgánulos citoplasmáticos y citoesqueleto.

La membrana plasmática es muy parecida en todas las células eucariotas, distinguiéndose por los receptores de membrana, las proteínas situadas en su parte exterior.

En el interior celular se observan tres tipos de estructuras: el sistema endomembranoso, los orgánulos transductores de energía y las estructuras carentes de membrana.

El sistema endomembranoso está formado por orgánulos membranosos que ocupan casi todo el citoplasma, cada uno con su función. Está constituido por el retículo endoplasmático, continuando la membrana nuclear, el aparato de Golgi, relacionado con las membranas del retículo endoplasmático, las vacuolas y los lisosomas.

Los orgánulos transductores de energía son las mitocondrias y los cloroplastos. Tienen una doble membrana. Las mitocondrias se encargan de obtener energía partir de la oxidación de la materia orgánica, y los cloroplastos, a partir de la energía luminosa.

Las estructuras carentes de membrana que se encuentran en el citoplasma son los ribosomas, los centríolos, y los microtúbulos y microfilamentos que forman el llamado endoesqueleto celular o citoesqueleto.

El núcleo de las células eucariotas está rodeado por la envoltura nuclear, una doble capa membranosa, con abundantes poros, que separa el nucleoplasma del citoplasma. Dentro, en el nucleoplasma, está el ADN asociado a histonas, y alguna condensación de material denominada nucléolo.

Otra característica de las células eucariotas es el citoesqueleto, unos filamentos proteicos que se extienden desde la membrana nuclear a la plasmática, que mantienen la forma de la célula, facilita la movilidad celular (usando estructuras como los cilios y los flagelos), y desempeña un importante papel tanto en el tráfico intracelular (por ejemplo, los movimientos de vesículas y orgánulos) y en la división celular.

 

Currículos de Biología y Geología

Aviso legal

Descargas

Contacto

Sorpresas en exámenes

Índice global

 

 

Síguenos si te ha sido útil biologia-geologia.com.
 

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.