BIOLOGÍA - GEOLOGÍA . COM

1º ESO

3º ESO

4º ESO

2º Bachillerato

Realidad Aumentada

Blog

 

Saltar la navegación

7.2.2.2. Respiración celular

La respiración celular es el conjunto de reacciones bioquímicas por las cuales determinados compuestos orgánicos son degradados completamente, por oxidación, hasta convertirse en sustancias inorgánicas, proceso que proporciona energía aprovechable por la célula (principalmente en forma de ATP).

Como se vio en la introducción del tema, hay dos tipos de respiración celular:

  • Respiración aeróbica. El aceptor final de electrones es el oxígeno molecular, que se reduce a agua. La realizan la inmensa mayoría de seres vivos, y se llaman organismos aeróbicos.
  • Respiración anaeróbica. El aceptor final de electrones es una molécula inorgánica distinta del oxígeno. Es un tipo de metabolismo muy común en muchos microorganismos, especialmente procariotas. No debe confundirse con la fermentación, proceso también anaeróbico, pero en el que no interviene nada parecido a una cadena transportadora de electrones.

Nos centraremos en la respiración celular aeróbica, mediante la cual, el ácido pirúvico obtenido en la glucólisis se oxida completamente a CO2 y H2O, en presencia de oxígeno. La respiración celular se produce en dos etapas sucesivas:

  • El ciclo de Krebs: Tiene lugar en la matriz mitocondrial, que contiene todas las enzimas, agua, fosfatos y otras moléculas necesarias para la respiración. Consta de ocho reacciones químicas de las que se obtienen dos moléculas de GTP (Guanosina trifosfato), además de otras moléculas con poder reductor (NADH y el FADH2).
  • La cadena transportadora de electrones: las moléculas con poder reductor obtenidas en el ciclo de Krebs, el NADH y el FADH2, entran en la cadena transportadora de electrones o cadena respiratoria, donde los electrones van pasando de una molécula reducida a otra oxidada hasta llegar al aceptor final, que es el oxígeno, que se reducirá formando agua. La energía que se obtiene en este proceso, llamado fosforilación oxidativa, se invierte en la síntesis de ATP y se explica por la hipótesis quimiosmótica de Mitchell. Por cada NADH que entre en la cadena se obtendrán tres ATP, y por cada FADH2 dos ATP.

La cadena respiratoria ocurre en las crestas mitocondriales, donde se encuentran las enzimas específicas, que están agrupadas de tal modo que facilitan el acoplamiento energético y la transferencia de electrones. Para este proceso es indispensable la presencia de oxígeno en la célula.

 

Currículos de Biología y Geología

Aviso legal

Descargas

Contacto

Sorpresas en exámenes

Índice global

 

 

 

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.