BIOLOGÍA - GEOLOGÍA . COM

1º ESO

3º ESO

4º ESO

2º Bachillerato

Realidad Aumentada

Blog

 

Saltar la navegación

7.2.2.3.3. Otros tipos de fermentaciones

Fermentación butírica

La fermentación butírica es la transformación de los glúcidos vegetales, como el almidón y la celulosa, en ácido butírico (CH3-CH2-CH2-COOH) por acción de bacterias anaerobias de la especie Clostridium butyricum y Bacillus amilobacter en ausencia de oxígeno. Se produce a partir de la lactosa con formación de ácido butírico, H2, y el CO2.

La fermentación butírica es muy importante, ya que participa en la descomposición de los restos vegetales que caen al suelo. Se caracteriza por la aparición de olores pútridos y desagradables.

Fermentación ácido-mixta

Las bacterias entéricas, como Escherichia, Shigella, Salmonella y Vibrio, realizan la fermentación ácida mixta. Se trata de un tipo de fermentación anaeróbica, en la que, a partir de la glucosa se obtiene ácido pirúvico, y de éste, una compleja mezcla de ácidos, principalmente ácido láctico, acetato, succinato y formiato como así también etanol (a partir del Acetil CoA) y cantidades iguales de H2 y CO2 (a partir del formiato). Esto hace que se generen grandes cantidades de gas y se acidifique el medio.

Fermentación pútrida

La fermentación pútrida o de putrefacción se diferencia de los otros tipos de fermentaciones porque los sustratos que se degradan son sustancias proteicas.

Algunas bacterias como Bacterium linens o Clostridium sporogenes son las que realizan esta fermentación, obteniendo como productos, sustancias orgánicas y malolientes como el indol, la cadaverina, el escatol, que dan el olor a los cadáveres de animales y restos vegetales.

 

Currículos de Biología y Geología

Aviso legal

Descargas

Contacto

Sorpresas en exámenes

Índice global

 

 

 

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.