BIOLOGÍA - GEOLOGÍA . COM

1º ESO

3º ESO

4º ESO

2º Bachillerato

Realidad Aumentada

Blog

 

Saltar la navegación

1.5. Características de la Tierra

La Tierra

La Tierra es un planeta que por sus características especiales hace que sea un planeta especial.

Las características que hacen que la Tierra sea un planeta único son:

  • La situación del planeta Tierra en el Sistema Solar.
  • La temperatura de la superficie terrestre.
  • Presencia de una capa de agua líquida: la hidrosfera.
  • Los cambios continuos de su fisionomía.
  • La aparición de la vida en la Tierra.

Situación de la Tierra en el Sistema Solar

La Tierra es un planeta rocoso dividido en varias capas: corteza, manto y núcleo. Está rodeado por una masa gaseosa llamada atmósfera.

La Tierra está situada a 150 millones de kilómetros de distancia del Sol. A esta distancia se le conoce con 1 unidad astronómica.

Temperatura de la superficie terrestre

La Tierra está situada a una distancia lo suficientemente cercana al Sol para que sus rayos puedan calentar la superficie terrestres, pero lo suficientemente lejana como para que el viento solar la arrastre fuera del campo gravitatorio terrestre, como pasó en Mercurio.

La atmósfera permite que la energía que llega del Sol se distribuya por la superficie terrestre. Si no fuera por la atmósfera, los polos tendrían unas temperaturas mucho más frías y las zonas ecuatoriales mucho más cálidas, además de impedir que el calor se pierda durante la noche.

Presencia de una capa de agua líquida: la hidrosfera.

El agua es importantísima para los seres vivos, ya que además de ser la sustancia química más abundante en los seres vivos, es el medio en el que viven muchos de ellos, y en el que se desarrollan las reacciones necesarias para la vida.

Además, la hidrosfera es una gran termorreguladora, ya que capta y pierde calor mucho más lentamente que el suelo, por lo que suaviza las temperaturas de las distintas zonas de la Tierra.

El agua se encuentra en los tres estados: líquido, sólido y gaseoso.

La Tierra está en continuo cambio

La Tierra es un planeta que está cambiando continuamente desde su formación y lo seguirá haciendo en el futuro.

La energía que contiene en su interior se manifiesta cuando se producen cambios bruscos, como los que se producen en un terremoto o cuando un volcán entra en erupción, pero también cuando se dan otros cambios más lentos, como los que desplazan las placas litosféricas que mueven los continentes o generan cadenas montañosas.

Pero también se producen cambios por procesos externos, como el viento, la lluvia, etc., que también hacen que cambie el relieve.

Aparición de la vida en la Tierra

La Tierra se formó hace 4500 millones de años. La Tierra era una bola de fuego de la que, poco a poco, los gases que surgían de su interior formaron la atmósfera y la hidrosfera. Tuvieron que pasar unos 1000 millones de años para que pudiera ser un planeta apto para la vida, y hace 3500 millones de año surgieron los seres vivos.

Estos seres vivos cumplían las tres funciones vitales:

  • Nutrición: Se alimentaban y crecían tomando sustancias del medio.
  • Reproducción: Podían autoreplicarse formando seres semejantes a ellos.
  • Relación: Se adaptaban y respondían a las necesidades que les ofrecía su entorno.

Los seres vivos tenían la capacidad de evolucionar hacia otras formas más complejas, hasta llegar a las plantas y animales actuales.

¿Por qué pudo aparecer la vida en la Tierra?

Cuando se originó la Tierra a partir de meteoritos y planetesimales que fueron agrupándose cuando se formó el Sistema Solar, la vida en la Tierra no era posible. La superfice terrestre estaba cubierta por lava y gases, que posteriormente formaron la atmósfera y la hidrosfera.

Hace unos 3500 millones de años, la superficie se enfrió y solidificó. A partir del agua y de los componentes de esa atmósfera primitiva, y utilizando la energía procedente del Sol y la del interior de la Tierra, pudieron surgir los primeros seres vivos. La aparición de los seres vivos hizo que cambiara la composición de la atmósfera. Estes primeros seres vivos evolucionaron hasta los seres actuales.

La aparición de la atmósfera fue clave para que surgiera la vida en la Tierra por varias razones:

  • La atmósfera actúa como un escudo protector que impide que la radiación perjudicial del suelo llegue a la superficie de la Tierra.
  • La atmósfera genera un efecto invernadero que hace que la temperatura media sea de unos 15 ºC, en lugar de los -18 ºC que tendría si no existiera la atmósfera, lo que haría inviable la vida. Además, esto permite que exista agua en estado líquido, imprescindible para los seres vivos por ser parte de su composición y el medio en el que viven muchos de ellos.
  • La atmósfera distribuye el calor desde las zonas cálidas a las frías. De este modo, se suavizan la temperaturas haciendo que las temperaturas no sean extremas.
  • La atmósfera contiene O2 y el CO2, necesarios para la nutrición de los seres vivos.

 En el Tema de la Biosfera volveremos a ver las características que hace que la Tierra sea un planeta habitable.

 

Currículos de Biología y Geología

Aviso legal

Descargas

Contacto

Sorpresas en exámenes

Índice global

Foros

 

Síguenos si te ha sido útil biologia-geologia.com.
 


Materiales didácticos de Biología y Geología para el alumno de Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO) y Bachillerato.