BIOLOGÍA - GEOLOGÍA . COM

1º ESO

3º ESO

4º ESO

2º Bachillerato

Realidad Aumentada

Blog

 

Saltar la navegación

4.6. Efecto invernadero

El efecto invernadero

Antes de nada hay que aclarar que no hay que confundir el efecto invernadero, que es bueno, con el aumento del efecto invernadero, que es malo.

Por la distancia de la Tierra al Sol, la temperatura media de la Tierra debería ser de -18 ºC y no sería posible la vida. Pero gracias al efecto invernadero, la temperatura media es de 15 ºC. Esto se debe a la presencia en la atmósfera de gases como el CO2 y el metano (CH4) que, por su alta densidad, ocupan la zona más baja de la atmósfera. Cuando los rayos solares inciden sobre la Tierra, se calienta y emite radiación infrarroja hacia el exterior, pero los gases de efecto invernadero absorben parte de esa radiación y la vuelven a enviar hacia la superficie terrestre, aumentando así la temperatura media de la Tierra y permitiendo la existencia de vida. Por tanto, el efecto invernadero es natural y es beneficioso.

El problema se produce cuando contaminamos al atmósfera y emitimos gases como el CO2, procedentes de la combustión de combustibles fósiles, o el metano (CH4) procedente de la ganadería intensiva, que producen un aumento del efecto invernadero. Este aumento del efecto invernadero se ha producido por las acciones humanas y es perjudicial.

El aumento del efecto invernadero está haciendo que se produzca una mayor retención de la radiación infrarroja y se esté generando un calentamiento global que afecta a toda la Tierra que es el responsable del cambio climático.

El cambio climático produce alteraciones en las lluvias, circulación de los vientos, grandes sequías e inundaciones, aumento del nivel del mar, pérdida de hielo de los casquetes glaciares, etc.

El efecto invernadero es bueno

La vida en la Tierra es posible gracias al efecto invernadero que hace que tengamos una temperatura media de 15ºC, en lugar de los -18ºC que tendríamos si no fuera por este efecto.

Lo que es muy peligroso es el aumento del efecto invernadero, que provoca un calentamiento global y unos cambios climáticos con consecuencias desastrosas.

Un ejemplo con el que puede quedar más claro es lo que pasa cuando nos metemos en la cama un frío día de invierno en el que no tenemos calefacción en casa. Las sábanas están muy frías, pero nosotros emitimos calor hacia el exterior (igual que la Tierra), y después de un rato, notamos que la temperatura ha subido porque el calor, en lugar de salir al exterior, se ha reflejado y queda entre las sábanas y nosotros. Esto sería semejante al efecto invernadero.

Pero si por lo que sea, en lugar de ponerme una sábana o una manta fina, he calculado mal y me pongo varias mantas gruesas, además de no poderme mover por lo que pesan, tendré demasiado calor y no podré dormir. Esto sería semejante al aumento del efecto invernadero.

 

Currículos de Biología y Geología

Aviso legal

Descargas

Contacto

Sorpresas en exámenes

Índice global

Foros

 

Síguenos si te ha sido útil biologia-geologia.com.
 


Materiales didácticos de Biología y Geología para el alumno de Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO) y Bachillerato.