BIOLOGÍA - GEOLOGÍA . COM

1º ESO

3º ESO

4º ESO

2º Bachillerato

Realidad Aumentada

Blog

 

Saltar la navegación

7.8. La drogodependencia

La drogodependencia es uno de los principales problemas que tiene la sociedad actual.

La drogodependencia o toxicomanía se define como un estado de dependencia caracterizado por un comportamiento en el que el individuo se siente “obligado” a buscar, adquirir y consumir una sustancia psicoactiva, la droga, en cantidad y frecuencia perjudicial tanto para él como para el resto de la sociedad.

El consumo de droga muchas veces lleva consigo el que la persona sea encarcelada por cometer delitos para conseguir la droga.

Antigua cárcel de Torrero (Zaragoza)

Las drogas capaces de crear dependencia se denominan drogas toxicomanígenas y se caracterizan por ser sustancias extrañas al organismo que, salvo el alcohol, no se utilizan como alimento y que deben ser eliminadas tras una serie de biotransformaciones. Actúan en dosis muy bajas sobre el cerebro.

Los términos narcótico y estupefaciente se emplean para denominar de forma general a las drogas toxicomanígenas ilegales y diferenciarlas de las legales (como el alcohol y el tabaco). Esta podría ser una primera clasificación de las drogas en cuanto a su legalidad, pero es una clasificación que no se establece según criterios científicos, sino de índole social, cultural e incluso religiosa.

Para definir la drogodependencia, la OMS estableció una distinción entre dependencia física y dependencia psíquica:

  • La dependencia física: aparecen alteraciones físicas cuando se deja de consumir la droga. Constituyen el síndrome de abstinencia (o “mono” típico de los opiáceos.
  • La dependencia psíquica: necesidad de consumir periódicamente la droga para conseguir un estado afectivo agradable (placer, bienestar, etc.) o para no tener un estado afectivo desagradable (aburrimiento, timidez, estrés, etc.).

Recientes investigaciones han puesto de manifiesto que no es correcto distinguir entre dependencia física y psíquica, puesto que drogas como la cocaína, tabaco o cannabis también producen ciertas alteraciones bioquímicas en el cerebro, por lo que también crean una dependencia física. Se ha comprobado que la dependencia a la cocaína puede ser mucho mayor que la de la heroína.

Así, desde el punto de vista fisiológico, se puede definir toxicomanía como un estado psíquico asociado a una serie de alteraciones en la neurotransmisión cerebral que, aun siendo reversibles, pueden conducir a otro tipo de desórdenes de carácter crónico.

 

Currículos de Biología y Geología

Aviso legal

Descargas

Contacto

Sorpresas en exámenes

Índice global

 

 

 

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.