BIOLOGÍA - GEOLOGÍA . COM

1º ESO

3º ESO

4º ESO

2º Bachillerato

Realidad Aumentada

Blog

 

Saltar la navegación

5.9.1. Enfermedades de los vasos sanguíneos

Hipertensión

La tensión arterial es una medida de la presión sanguínea en el interior de las arterias. Cuando nos medimos la tensión se dan dos valores, ya que es distinta en sístole (la máxima) que en diástole (la mínima).

La presión arterial normal de una persona adulta joven es de unos 120 mmHg de máxima, y de 70 mmHg de mínima.

Si por distintas causas, como el tabaco o el excesivo consumo de sal, se produce hipertensión, puede haber riesgo de que se rompan los vasos sanguíneos (derrame) o que falle el riñón, por ejemplo.

Mujer midiéndose su tensión arterial con un tensiómetro.

Para medir la tensión se emplea el tensiómetro. En este caso, la persona que aparece en la imagen no tiene hipertensión.

Animación: Tensión alta.

Arteriosclerosis

La arteriosclerosis es un endurecimiento de las arterias que hace que pierdan elasticidad, por lo que aumenta la presión sanguínea y produce hipertensión.

Aterosclerosis

La aterosclerosis se produce al depositarse en su interior placas formadas por la acumulación de grasas y colesterol. Estas placas (ateromas) hacen que la luz de la arteria sea cada vez más estrecha y las paredes más rugosas, lo que facilita que se adhieran las plaquetas y formen coágulos que impidan el paso de la sangre por obstrucción de una arteria.

La aterosclerosis se produce por el depósito de placas de ateroma

By NHLBI [Public domain], via Wikimedia Commons

Animación: El colesterol.

Aneurisma

Un aneurisma es una dilatación o abombamiento de un vaso sanguíneo. Se produce cuando, por ejemplo por aterosclerosis, la presión de la sangre que circula por una arteria provoca una dilatación que, si llega a estirar tanto la arteria que llega a romperse, puede llegar a provocar una hemorragia mortal.

Varices

Las varices son dilataciones de las venas debidas a la incapacidad de que la sangre pueda volver al corazón por una alteración de las válvulas venosas.

Cuando movemos las piernas o caminamos, los músculos de las pantorrillas presionan las venas e impulsan la sangre, contra la gravedad, hacia el corazón. Las válvulas semilunares impiden el retroceso de la sangre, pero si no cierran bien, la sangre se va acumulando en las venas haciendo que se dilaten.

Las varices más frecuentes son las de las piernas, pero también aparecen en otros sitios como el esófago (varices esofágicas), región anal (hemorroides o almorranas, venas abultadas de la zona anal) o en testículos (varicocele).

Varices

By National Heart Lung and Blood Institute. (Varicous veins.) [Public domain], via Wikimedia Commons

 

Currículos de Biología y Geología

Aviso legal

Descargas

Contacto

Sorpresas en exámenes

Índice global

 

 

Síguenos si te ha sido útil biologia-geologia.com.
 

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.