BIOLOGÍA - GEOLOGÍA . COM

1º ESO

3º ESO

4º ESO

2º Bachillerato

Realidad Aumentada

Blog

 

Saltar la navegación

8.2.2.1. Meiosis I

Primera división meiótica: reduccional

La primera división meiótica (o meiosis I) es una división reduccional, ya que se reduce a la mitad el número de cromosomas.

Los principales acontecimientos de la meiosis I son:

  • Apareamiento de los cromosomas homólogos.
  • Recombinación genética.
  • Segregación de cromosomas homólogos. No se reparten cromátidas, sino cromosomas enteros.

Profase I

La profase I es la fase más larga de la meiosis y en ella se produce el apareamientos de los cromosomas homólogos, formando la tétrada, por estar formada por las dos cromátidas de cada cromosoma. Después se produce un sobrecruzamiento entre los cromosomas homólogos, que consiste en un intercambio de fragmentos cromosómicos (ADN) entre dos cromátidas homólogas (no hermanas).

La carioteca desaparece al final de la profase I, igual que el nucléolo. En cambio, se forman los microtúbulos del huso.

La profase I se divide en cinco fases:

  • Leptoteno. La cromatina se condensa formando los cromosomas, con dos cromátidas. Los cromosomas homólogos se aproximan.
  • Zigoteno. Se produce la sinapsis, donde los cromosomas homólogos se aparean formando un bivalente (por ser dos cromosomas homólogos unidos) o tétrada (por tener cuatro cromátidas). Los cromosomas se unen en toda su longitud, excepto los cromosomas X e Y que lo hacen sólo en la parte homóloga.
  • Paquiteno. Los cromosomas se terminan de aparear y se contraen, haciéndose más cortos y gruesos. Se produce el sobrecruzamiento (o entrecruzamiento o crossing-over) entre cromátidas no hermanas, es decir, el intercambio de segmentos de ADN (genes) entre cromosomas homólogos. Esto tiene como resultado la recombinación génica del material hereditario, y los cromosomas dejarán de ser paternos o maternos, pues una de sus cromátidas tendrá trozos de ADN paterno y materno. Puede haber, como en los humanos, entre 2 y 3 sobrecruzamientos por cada tétrada.
  • Diploteno. Los cromosomas homólogos comienzan a separarse (desinapsis), aunque permanecen unidos por unos puntos denominados quiasmas, donde se reflejan los lugares donde tuvo lugar el sobrecruzamiento. Por eso se dice que el quiasma es la prueba citológica, observable al microscopio, del sobrecruzamiento, y su consecuencia genética es la recombinación génica.

Esta etapa es la más larga de la meiosis, ya que puede durar años, como ocurre en el caso de los ovocitos humanos.

  • Diacinesis. Los bivalentes, unidos por los quiasmas, presentan su máximo grado de condensación. Ahora es cuando se pueden distinguir las dos cromátidas de cada homólogo, formando tétradas en las que las cromátidas hermanas están unidas por los centrómeros y las no hermanas por los quiasmas.

La membrana nuclear y el nucléolo desaparecen. Los centriolos comienzan a separarse formándose el huso entre los diplosomas.

Metafase I

Los bivalentes (parejas de cromosomas homólogos) se colocan en el centro del huso unidos. Los quiasmas de cada tétrada se disponen en el plano ecuatorial (no lo centrómeros). La disposición en el plano ecuatorial de los bivalentes también se llama estrella madre.

La principal diferencia con la metafase de la meiosis es que los cromosomas homólogos recombinados están emparejados en la placa ecuatorial.

Anafase I

En la anafase I se separan los cinetocoros porque se acortan los microtúbulos cinetocóricos. Por eso se rompen los quiasmas y cada cromosoma homólogo migra hacia el polo opuesto de la célula.

Los n cromosomas migran a cada polo, reduciéndose el número de cromosomas a la mitad.

No se separan cromátidas, como en la anafase de la mitosis, sino cromosomas completos formados por dos cromátidas en las que ha habido recombinación genética.

Telofase I

Cada uno de los cromosomas homólogos ha llegado a los polos, se regenera la envoltura nuclear, vuelve a aparecer el nucléolo, y desaparecen las fibras del huso.

Los cromosomas experimentan una ligera descondensación y por lo general tiene lugar la citocinesis.

Después de la telofase I, los cromosomas se descondensan ligeramente y entran en una breve interfase, en la que no tiene lugar síntesis de ADN. Puede ser que ni siquiera exista esta interfase. Poco después, cada núcleo se prepara para continuar con la segunda división.

Como resultado de esta primera división meiótica, cada célula hija es haploide, con un juego de cromosomas, aunque éstos están constituidos por dos cromátidas. Los cromosomas contienen información de dos cromátidas no hermanas y se han repartido al azar en los gametos.

 

Currículos de Biología y Geología

Aviso legal

Descargas

Contacto

Sorpresas en exámenes

Índice global

 

 

 

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.