BIOLOGÍA - GEOLOGÍA . COM

1º ESO

3º ESO

4º ESO

2º Bachillerato

Realidad Aumentada

Blog

 

Saltar la navegación

13.4.1.2.2. Reacción antígeno-anticuerpo

Reacción antígeno-anticuerpo

Cuando los anticuerpos reconocen a los antígenos, se unen a ellos en una reacción llamada antígeno-anticuerpo mediante enlaces de Van der Waals, fuerzas hidrofóbicas o iónicas. Existen varios tipos de reacciones antígeno-anticuerpo:

  • Precipitación. Los antígenos son macromoléculas con varios determinantes antigénicos (antígenos polivalentes) disueltos en los líquidos corporales. Cuando se unen a los anticuerpos, forman complejos antígeno-anticuerpo insolubles, que precipitan, lo que favorece que los fagocitos puedan destruirlos.
  • Aglutinación. Los antígenos (aglutinógenos) se encuentran en la superficie de bacterias u otras células, y cuando se unen con los anticuerpos originan puentes entre ellos, formándose agregados (aglutinación), lo que facilita su destrucción. Ésta es la reacción que ocurre cuando se hacen transfusiones entre grupos sanguíneos incompatibles.
  • Neutralización. El anticuerpo se une al antígeno eliminando los efectos negativos que tiene sobre el organismo invadido.
  • Opsonización. Los microorganismos o las partículas antigénicas son fagocitadas más rápidamente por los fagocitos si tienen anticuerpos en su superficie. Los microorganismos recubiertos de anticuerpos se dice que están opsonizados.

Las opsoninas son moléculas que recubren los microorganismos facilitando su fagocitosis, pero no siempre son moléculas específicas como los anticuerpos, sino que también pueden ser moléculas inespecíficas como las proteínas del complemento.

 

Currículos de Biología y Geología

Aviso legal

Descargas

Contacto

Sorpresas en exámenes

Índice global

 

 

 

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.