BIOLOGÍA - GEOLOGÍA . COM

1º ESO

3º ESO

4º ESO

2º Bachillerato

Realidad Aumentada

Blog

 

Saltar la navegación

6.2.3. Células eucariotas

Células eucariotas

Las células eucariotas son mucho más complejas que las procariotas, tanto estructural como funcionalmente. Como las procariotas, también tienen membrana plasmática y ribosomas, se diferencian de ellas en que tienen un núcleo que separa el ADN del citoplasma, orgánulos citoplasmáticos y citoesqueleto.

La membrana plasmática es muy parecida en todas las células eucariotas, distinguiéndose por los receptores de membrana, las proteínas situadas en su parte exterior.

En el interior celular se observan tres tipos de estructuras: el sistema endomembranoso, los orgánulos transductores de energía y las estructuras carentes de membrana.

El sistema endomembranoso está formado por orgánulos membranosos que ocupan casi todo el citoplasma, cada uno con su función. Está constituido por el retículo endoplasmático, continuando la membrana nuclear, el aparato de Golgi, relacionado con las membranas del retículo endoplasmático, las vacuolas y los lisosomas.

Los orgánulos transductores de energía son las mitocondrias y los cloroplastos. Tienen una doble membrana. Las mitocondrias se encargan de obtener energía partir de la oxidación de la materia orgánica, y los cloroplastos, a partir de la energía luminosa.

Las estructuras carentes de membrana que se encuentran en el citoplasma son los ribosomas, los centríolos, y los microtúbulos y microfilamentos que forman el llamado endoesqueleto celular o citoesqueleto.

El núcleo de las células eucariotas está rodeado por la envoltura nuclear, una doble capa membranosa, con abundantes poros, que separa el nucleoplasma del citoplasma. Dentro, en el nucleoplasma, está el ADN asociado a histonas, y alguna condensación de material denominada nucléolo.

Otra característica de las células eucariotas es el citoesqueleto, unos filamentos proteicos que se extienden desde la membrana nuclear a la plasmática, que mantienen la forma de la célula, facilita la movilidad celular (usando estructuras como los cilios y los flagelos), y desempeña un importante papel tanto en el tráfico intracelular (por ejemplo, los movimientos de vesículas y orgánulos) y en la división celular.

Células procariotas

Células eucariotas

Su tamaño es pequeño, entre 1 y 5 micras. Solo son visibles al microscopio.

Son más grandes que las procariotas. Muchas miden entre 20 y 50 μ, la yema del huevo de gallina 2 cm, algunas neuronas más de 1 metro, etc.

Su organización celular es muy sencilla, exclusiva de bacterias.

Su organización es compleja, presente en el resto de seres vivos.

Tienen pocas formas: esféricas (cocos), de bastón (bacilos), de coma ortográfica (vibriones), o de espiral (espirilos).

Tienen formas muy variadas.

Siempre son unicelulares, aunque pueden formar colonias.

Pueden constituir organismos unicelulares o pluricelulares. En éstos hay células muy especializadas y, por ello, con formas muy diferentes.

Tiene una pared celular muy gruesa, que suele estar envuelta por una cápsula mucosa que favorece que las células hijas queden unidas formando colonias.

Las plantas, la mayoría de las algas y de los hongos presentan pared celular, químicamente más sencilla que la de procariotas.

En células animales está ausente, aunque pueden presentar matriz extracelular, una membrana de secreción.

Su membrana plasmática carece de colesterol.

Su membrana plasmática presenta colesterol.

Carece de citoesqueleto y de la mayoría de los orgánulos celulares: solo presenta ribosomas y estructuras de almacenamiento.

Los orgánulos membranosos son los mesosomas. Las cianobacterias presentan, además, los tilacoides.

Tienen un citoesqueleto y gran variedad de orgánulos membranosos (mitocondrias, cloroplastos, retículo endoplasmático, lisosomas, vesículas, aparato de Golgi, …)

Las células animales, además, tienen centríolos.

Tiene ribosomas pequeños (70S).

Tiene ribosomas grandes (80S).

No tienen núcleo definido. No tienen envoltura nuclear.

El ADN está condensado en una región del citoplasma denominada nucleoide. No se distinguen nucléolos.

Tienen núcleo definido rodeado de una envoltura nuclear.

Dentro del núcleo tienen uno o más nucléolos.

Su material genético está compuesto de múltiples moléculas de ADN lineal, que se encuentra condensado en cromosomas o descondensado en la cromatina según el momento del ciclo celular.

El ADN está organizado en una sola molécula circular de doble hélice que, aunque puede estar asociada a proteínas, no forma nucleosomas.

Solo posee un único cromosoma.

Además, presentan plásmidos, pequeños ADN circulares de doble hebra.

En sus cromosomas, el ADN es lineal y de doble hélice y está asociado a histonas formando nucleosomas.

Además, hay ADN circular en los cloroplastos y en las mitocondrias.

 

El ARNm no necesita maduración.

El preARNm necesita maduración para ser ARNm.

La transcripción y la traducción se realizan en el citoplasma.

La transcripción se realiza en el núcleo y la traducción en el citoplasma.

No hay mitosis. Su división celular es directa, por bipartición.

La reproducción es de tipo asexual, aunque puede haber fenómenos de parasexualidad (intercambio de material genético).

Su división celular es por mitosis o por meiosis.

 

El catabolismo puede ser por fermentación, por respiración aeróbica o por respiración anaeróbica. Se realiza en los mesosomas.

El catabolismo siempre es por respiración aeróbica, y se realiza en las mitocondrias.

Ocasionalmente, puede haber fermentación.

La fotosíntesis se da en algunas bacterias, y se realiza en los mesosomas y en los tilacoides.

La fotosíntesis sólo se da en algunas células vegetales, y se realiza en los cloroplastos.

Presentan flagelos submicroscópicos.

Pueden presentar cilios y flagelos de compleja estructura rodeados por la membrana plasmática.

 

Currículos de Biología y Geología

Aviso legal

Descargas

Contacto

Sorpresas en exámenes

Índice global

Foros

Adaptaciones curriculares

Síguenos si te ha sido útil biologia-geologia.com.
 

Materiales didácticos de Biología y Geología para el alumnado de Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO) y Bachillerato.