BIOLOGÍA - GEOLOGÍA . COM

1º ESO

3º ESO

4º ESO

2º Bachillerato

Realidad Aumentada

Blog

 

Saltar la navegación

1.5. Características de la Tierra

La Tierra es un planeta especial, debido a:

  • La situación de la Tierra en el Sistema Solar.
  • La temperatura de su superficie.
  • La capa de agua líquida envolvente: la hidrosfera.
  • Los cambios continuos de su fisonomía.
  • La aparición de la vida.

Situación de la Tierra en el Sistema Solar

La Tierra es el tercer planeta de Sistema Solar más cercano al Sol, el quinto planeta más grande, y el más denso de todos.

Está situado a unos 150 millones de kilómetos del Sol (1 unidad astronómica).

Es un planeta rocoso en continuo cambio, que se encuentra rodeado de una masa de gases denominada atmósfera.

Temperatura de la superficie terrestre

La distancia al Sol es de 150 millones de km., distancia suficiente para que los rayos tengan suficiente energía para calentar la superficie, pero es insuficiente para arrastrar la atmósfera fuera del campo gravitatorio terrestre, como ocurrió en Mercurio.

La atmósfera distribuye la energía por la superficie terrestre. Si no existiera, los polos soportarían unas temperaturas mucho más frías, mientras que donde incidieran los rayos del Sol, la temperatura sería mucho más alta. Además, impide que se pierda calor durante la noche.

La hidrosfera: la capa líquida que envuelve a la Tierra

La Tierra tiene una capa de agua llamada hidrosfera. La hidrosfera también ayuda a regular la temperatura del planeta debido a que el agua gana y pierde calor más lentamente que el suelo. El agua se presenta en tres estados y circula por todo el planeta.

Aunque la temperatura es diferente según las zonas de la Tierra, la hidrosfera reparte ese calor, suavizando la temperatura.

La Tierra está en continuo cambio

La Tierra tiene mucha energía en su interior que se libera lentamente provocando cambios en la superficie del planeta. A veces esta energía se libera bruscamente ocasionando terremotos y volcanes.

Dedicaremos un apartado a los movimientos de la Tierra.

La reunión de todas las características anteriores ha posibilitado la aparición de la vida en el planeta.

Aparición de la vida

La Tierra se formó hace 4.500 millones de años. Era un lugar que no parecía apto para la vida, pero los gases que surgían de su interior formaron la atmósfera y la hidrosfera.

Hace más de 3500 millones de años, se formó algo muy especial: un ser vivo. Era algo nuevo, porque podía crecer tomando sustancias del medio (nutrirse), dividirse formando otros seres iguales a él (reproducirse) y responder a variaciones del entorno (relacionarse). Los seres vivos tenían la capacidad de cambiar y dar otras formas más complejas, como animales y plantas.

¿Qué es lo que permitió la aparición de la vida en este planeta?

La Tierra era un lugar desolado; por todos sitios se abrían grietas y salía del interior lava y gases que sirvieron para formar la atmósfera y la hidrosfera.

Muchos millones de años después de enfriarse la superficie, surgieron seres vivos sencillos, a partir de los materiales presentes en la atmósfera inicial y el agua, utilizando la energía del Sol y la energía del interior de la Tierra. Un ser vivo puede crecer tomando sustancias del lugar en el que vive, se reproduce y se relaciona con el medio. No se había formado nada igual hasta ese momento. Los seres vivos cambiaron, incluso, la composición de la atmósfera. Desde su aparición, los seres vivos fueron capaces de cambiar y dar lugar a otras formas más complejas, como los animales o las plantas, hasta nuestros días.

Lo que permitió la aparición de la vida fue la presencia de una atmósfera que:

  • Filtra los rayos que llegan del Sol e impide que la radiación perjudicial llegue hasta el suelo.
  • Incrementa la temperatura de la Tierra por el efecto invernadero haciendo que la temperatura media sea de 15 ºC en lugar de -18 ºC que tendría si no existiera atmósfera.
  • Distribuye el calor por toda la Tierra, distribuyendo el calor desde las zonas más cálidas a las más frías.
  • Proporciona los gases necesarios para el funcionamiento de los seres vivos, como el O2 y el CO2.
  • Presencia de agua en estado líquido debido a la temperatura media de nuestro planeta. El agua forma parte de los seres vivos, es el medio en el que viven muchos organismos y es esencial para la vida. El agua de mares, océanos y ríos actúa como regulador termico.
  • Soporte para los organismos. La parte más superficial de la Tierra sirve de soporte para los seres vivos que viven en ella.

 En el Tema de la Biosfera volveremos a ver las características que hace que la Tierra sea un planeta habitable.

 

Currículos de Biología y Geología

Aviso legal

Descargas

Contacto

Sorpresas en exámenes

Índice global

 

 

 

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.