BIOLOGÍA - GEOLOGÍA . COM

1º ESO

3º ESO

4º ESO

2º Bachillerato

Realidad Aumentada

Blog

 

Saltar la navegación

7.3.2. Protoctistas

El reino Protoctistas es uno de los más variados en cuanto a diversidad de organismos. Todos tienen en común que son organismos eucariotas y no forman tejidos, es decir, que sus células son todas parecidas y sin una verdadera especialización funcional.

Por exclusión, en este reino están los que no son animales, ni plantas, ni hongos, ni procariotas.

Es previsible que este reino tan heterogéneo sea dividido en varios ya que engloba organismos muy diversos. Suelen agruparse en dos conjuntos llamados:

  • Protozoos.
  • Algas.

Protozoos

Los protozoos son seres unicelulares, eucariotas y heterótrofos. La mayoría son de vida libre y, en general, dotados de movilidad, pero también hay algunos grupos que son parásitos y causan enfermedades como el paludismo o la malaria. Muchos resisten condiciones ambientales adversas enquistándose y volviendo a germinar cuando los factores del medio son favorables. En general se clasifican de acuerdo con su estructura y su modo de moverse en cuatro grupos: Flagelados, Ciliados, Rizópodos y Esporozoos.

Funciones vitales de los Protozoos:

  • Nutrición: Son heterótrofos. Algunos se alimentan de residuos que encuentran (reciclan la materia), otros comen microorganismos, y otros son parásitos.
  • Relación: Para desplazarse utilizan flagelos, psudópodos y cilios.
  • Reproducción: Mediante división celular.

Flagelados

Son los protozoos más primitivos. Se mueven mediante flagelos. La mayoría tienen vida libre pero hay algunos que son parásitos como el Trypanosoma gambiense que a través de la mosca africana llamada tse-tse puede transmitir al hombre la grave enfermedad del sueño. Algunos flagelados viven en simbiosis con insectos xilófagos como las termitas facilitándoles, en colaboración con bacterias y hongos también simbióticos, la digestión de la madera.

Ciliados

Son protozoos que viven libres en el agua dulce y se mueven mediante sus numerosos cilios como el paramecio. Tienen un modo peculiar de intercambio de material genético no reproductivo denominado conjugación que les permite la adquisición de características nuevas facilitando así su adaptación al medio.

Rizópodos

Estos organismos se deslizan emitiendo prolongaciones de su cuerpo llamadas pseudópodos, que también les sirven para atrapar a sus presas a las que luego digieren (fagocitosis). La mayoría viven libres en el agua, pero algunos son parásitos, como Entamoeba histolytica causante de la disentería amebiana. 

Esporozoos

Son protozoos inmóviles y parásitos, como el Plasmodium falciparum que, transmitido por la picadura del mosquito Anopheles, causa la llamada malaria o paludismo, terrible enfermedad tropical que destruye los glóbulos rojos y es responsable, según un informe reciente de la Organización Mundial de la Salud, de la muerte de más de un millón de personas al año, especialmente niños.

Las algas

Son organismos eucariotas unicelulares y pluricelulares, y autótrofos fotosintéticos, es decir que utilizan la energía solar para sintetizar materia orgánica a partir de agua, CO2 y sales minerales. Pueden ser unicelulares o pluricelulares.

Las algas se utilizan en la industria alimentaria como espesantes de mermeladas y salsas. En medicina se utilizan para hacer los medios de cultivo de las bacterias. También se extraen de ellas sustancias para producir medicamentos.

Algas unicelulares

Estas células pueden vivir libres, como es el caso de la Euglena, o asociarse formando colonias, como el género Volvox. También son algas unicelulares las Diatomeas cuyas células tienen una peculiar cubierta de sílice, por lo que se utilizan como abrasivos como por ejemplo en la fabricación de pasta dental. Todas ellas forman parte del plancton vegetal por lo que son esenciales en el mantenimiento de los ecosistemas acuáticos.

Algas pluricelulares

Estos organismos acuáticos están formados por muchas células pero éstas no se diferencian ni se reparten las funciones, es decir no forman tejidos. Según los pigmentos que poseen pueden realizar la fotosíntesis a diferentes profundidades. Con este criterio se establecen tres grupos: algas verdes, pardas y rojas.

 

 

Algas verdes: Tienen clorofila y viven en aguas superficiales tanto dulces como saladas. Comparten muchas características con las plantas como la presencia de las mismas clorofilas y reacciones fotosintéticas o la síntesis de almidón como reserva de energía. Por eso se cree que las plantas evolucionaron a partir de este grupo de algas.

Algas pardas: Contienen un pigmento pardo amarillento que les permite realizar la fotosíntesis a mayor profundidad que las algas verdes. De ellas se extrae la algina que se utiliza para mejorar la textura de helados, mermeladas, salsas, pasta de dientes, pomadas, fibras como el rayón y productos de papelería.

 

 

Algas rojas: Poseen un pigmento rojo, muy sensible a la luz, que las capacita para hacer la fotosíntesis con iluminación escasa. Por ello son las algas que viven a mayor profundidad. Algunos géneros acumulan carbonato cálcico, contribuyendo de manera significativa a la formación y mantenimiento de los arrecifes coralinos.

 

Currículos de Biología y Geología

Aviso legal

Descargas

Contacto

Sorpresas en exámenes

Índice global

 

 

 

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.