BIOLOGÍA - GEOLOGÍA . COM

1º ESO

3º ESO

4º ESO

2º Bachillerato

Realidad Aumentada

Blog

 

Saltar la navegación

3.3.2. Teoria cromosómica de la herencia

Teoría cromosómica de la herencia. Genes ligados.

En 1902, Sutton y Boveri, en Estados Unidos y Alemania respectivamente, vieron que existía una relación entre la herencia de los factores hereditarios y el comportamiento de los cromosomas durante la meiosis. Dedujeron que esos "factores hereditarios" de Mendel, los genes, estaban situados en los cromosomas.

Más tarde, en 1933, el genetista estadounidense T.H. Morgan lo demostró con sus experimentos con la mosca de la fruta o del vinagre (Drosophila melanogaster), lo que le sirvió para ganar el Premio Nobel de Fisiología y Medicina.

Morgan comprobó que las moscas de la fruta tenían tres pares de cromosomas homólogos o autosomas y otro par de cromosomas que eran distintos según el sexo. Las hembras tenían estos dos cromosomas iguales (XX) y los machos los tenían distintos (XY), a los que llamó heterocromosomas o cromosomas sexuales.

Al cruzar individuos de Drosophila, descubrió que había cuatro grupos de caracteres que, en la mayor parte de los casos, se transmitían conjuntamente. Es decir, si aparecía uno de ellos, lo hacían también el resto del grupo. Al darse cuenta de que había el mismo número de genes que se heredaban conjuntamente, que el número de cromosomas de la mosca, también cuatro, los denominó genes ligados.

Morgan también descubrió que los genes se disponen de forma lineal en los cromosomas, y se localizan siempre en los mismos lugares del cromosoma llamados loci (locus en singular).

Otra aportación de Morgan fue el descubrir que, en ocasiones, los genes ligados se transmiten de forma independiente. Esto se debe a la recombinación genética o intercambio de fragmentos de cromosomas que se produce durante la meiosis.


Genes y herencia: Thomas Hunt Morgan por raulespert

Con los resultados de sus investigaciones, Morgan formuló la denominada Teoría cromosómica de la herencia, que se resume en los siguientes postulados: 

  • Los factores hereditarios (genes) que determinan los caracteres están localizados en los cromosomas, disponiéndose de forma lineal a lo largo de los cromosomas
  • Cada gen ocupa un lugar específico o locus (en plural "loci") dentro de un cromosoma concreto
  • En los organismos diploides, los cromosomas homólogos contienen alelos (o "factores antagónicos") para los mismos rasgos hereditarios situados en los mismos loci, por lo que cada carácter está regido por un par de genes alelos
  • Los genes localizados en el mismo cromosoma están ligados entre sí y se transmiten de forma conjunta (excepto en una pequeña proporción de ocasiones en las que se separan por recombinación durante la meiosis que origina los gametos).

 

Currículos de Biología y Geología

Aviso legal

Descargas

Contacto

Sorpresas en exámenes

Índice global

 

 

 

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.