BIOLOGÍA - GEOLOGÍA . COM

1º ESO

3º ESO

4º ESO

Biología 2º Bach.

Adaptaciones curriculares

Foros

 

Saltar la navegación

3.4.2. Herencia del sexo

Herencia del sexo

Al hablar de la teoría cromosómica de la herencia, ya se vio que la Drosophila, como en otros animales, además de los autosomas tienen otros cromosomas que son distintos en machos y hembras. Son los cromosomas sexuales o heterocromosomas, y son los que determinan el sexo.

Uno de los dos sexos tiene dos cromosomas sexuales homólogos, es el sexo homogamético. El otro sexo, en cambio, estará determinado por dos cromosomas sexuales diferentes, no homólogos, siendo el sexo heterogamético. El sexo heterogamético será del que dependa que los descendientes sean machos o hembras, ya que aportará en sus gametos uno de los dos cromosomas. El sexo homogamético, en cambio, siempre aportará el mismo tipo de cromosoma.

En los humanos, el cromosoma Y es mucho más pequeño que el cromosoma X, pero tienen una pequeña parte homóloga que se empareja durante la meiosis.

Los genes que se encuentran en el mismo cromosoma están ligados, ya que tienden a heredarse juntos. Por tanto, los genes que están situados en la parte no homóloga de los cromosomas X e Y están ligados al sexo.

¿Cómo se hereda el sexo?

En la meiosis, al formarse los gametos, se separan los cromosomas sexuales y sólo uno de ellos va en cada gameto. La mitad de los espermatozoides tiene un cromosoma X y la otra mitad, un cromosoma Y. En cambio, todos los óvulos tienen un cromosoma X.

En la fecundación se unirá el óvulo, con su cromosoma X, con el espermatozoide, con cromosoma X o Y, y dará lugar una niña (XX) o un niño (XY), respectivamente.

Este tipo de determinación cromosómica es el más habitual, pero en la naturalez existen diversas formas de determinación del sexo:

  • Determinación cromosómica: Es la forma típica, la que hemos visto. El sexo está determinado por dos cromosomas sexuales, distintos de los autosomas. Uno de los cromosomas sexuales, el cromosoma X es más grande, telocéntrico, y el otro, el cromosoma Y, telocéntrico es bastante más pequeño. En la naturaleza existen varios tipos de determinación cromosómica:
    • Sistema de determinación XY (Lygaeus): El sexo está determinado por dos cromosomas. En los mamíferos (como los humanos) algunos peces, el sexo homogamético es el femenino, que tiene dos cromosomas homólogos (XX). El sexo masculino es heterocigótico, determinado por dos cromosomas distintos (XY).

Herencia del sexo

Macho

X

Y

Hembra

X

XX

XY

X

XX

XY

    • Sistema de determinación ZW (Protenor): Por ejemplo, en las aves o las mariposas, el sexo masculino es el homogamético (ZZ), y el femenino, el heterogamético (ZW).
    • Sistema de determinación X0 (Abraxas): El sexo está determinado por un solo cromosoma, como ocurre en otras especies (peces, insectos, anfibios, etc.), no tienen cromosoma Y, y el sexo está determinado por el número de cromosomas X, siendo el macho X0 y la hembra XX.
  • Determinación fenotípica: Es el único caso en que el sexo no es determinado directamente por la información genética, sino por factores ambientales. Por ejemplo, en algunos cocodrilos y caimanes, según la temperatura de incubación, darán lugar a machos si es superior a 27 ºC y a hembras si es inferior.
  • Determinación génica: No tienen cromosomas sexuales, y el sexo está determinado por uno o varios genes. Ejemplo, el pepinillo del diablo (Ecballium elaterium).
  • Determinación cariotípica: el sexo depende de la dotación cromosómica del individuo, como en abejas y hormigas, en las que las hembras son diploides, y los machos haploides, por partenogénesis.

Nettie Stevens, la mujer que descubrió los cromosomas X e Y

Nettie Stevens nació en Cavendish, Vermont, Estados Unidos, en 1861. Asistió a una escuela pública donde se graduó primera de su clase, siendo una de las tres primeras mujeres que se graduaron en la escuela.

Después de graduarse, aunque quería dedicarse a la investigación, tuvo que trabajar de maestra de escuela y bibliotecaria para poder ahorrar y matricularse en la Universidad con 35 años.

Más tarde, estudiando el escarabajo Tenebrio molitor descubrió que sus células somáticas de la hembra tenían veinte cromosomas grandes, diez parejas. En cambio, las células somáticas del macho tenían nueve parejas de cromosomas granes y una pareja con un cromosoma grande y otro pequeño. Así llegó a la conclusión de que los espermatozoides que tenían un cromosoma pequeño (cromosoma Y) determinaban el sexo masculino, mientras que los que tenían 10 cromosomas grandes (cromosoma X), determinaban el sexo femenino.

Por tanto, fue la descubridora de que el sexo está determinado por los dos tipos de espermatozoides: los que contienen el cromosoma X y los que contienen el cromosoma Y.

Edmun Beecher Wilson, un prestigioso biólogo también estaba investigando la determinación del sexo, y publicó unos resultado que coincidían con Stevens. En numerosas ocasiones se le atribuido a él este descubrimiento, aun sabiendo que él había sido conocedor de los resultados obtenidos por Stevens, pero al ser él un investigador más conocido, a ella se le ha atribuido un papel más secundario. 

Puedes ponerte en contacto con otros usuarios de biologia-geologia.com a través de los foros para intercambiar dudas, sugerencias, comentarios, etc.

 

Currículos de Biología y Geología

Blog

Descargas

Contacto

Sorpresas en exámenes

Índice global

Aviso legal

Síguenos si te ha sido útil biologia-geologia.com.
 

Materiales didácticos de Biología y Geología para el alumnado de Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO) y Bachillerato.