BIOLOGÍA - GEOLOGÍA . COM

1º ESO

3º ESO

4º ESO

Biología 2º Bach.

Adaptaciones curriculares

Foros

 

Saltar la navegación

3.4.5. Textura y estructura de las rocas metamórficas

Textura y estructura de las rocas metamórficas

Las rocas metamórficas se pueden clasificar atendiendo a muchos criterios, como el grado metamórfico, la textura, la estructura, la composición mineralógica, o la roca que las ha originado.

Tanto la textura como la estructura se refieren a factores geométricos de la roca, pero la textura se refiere la observación microscópica de cómo son las relaciones entre los minerales, y la estructura se refiere al aspecto que se puede apreciar "de visu", en relación a las orientaciones preferentes que presenta.

Texturas de las rocas metamórficas

Las texturas se pueden definir de varios modos según el criterio seleccionado:

Según la forma del grano

Los cristales, según su forma pueden ser:

  • Idiomorfos o automorfos. Los cristales (blastos) están bien formados, limitados por caras cristalinas. 
  • Subidiomorfos.
  • Alotriomorfos o xenomorfos. Los cristales (blastos) están mal formados (se llaman xenoblastos), no tienen caras cristalinas.

Formas y tamaños

Según la forma y tamaños de los cristales, la textura puede ser:

  • Textura granoblástica: minerales granudos sin orientación preferente.
    • Textura equigranular. Con blastos de tamaño similar.
    • Textura inequigranular o heteroblástica, como por ejemplo, los genisses glandulaes
  • Textura nematoblástica: los minerales tienen forma prismática y se encuentran orientados. Por ejemplo, anfíboles.
  • Textura porfidoblástica: con fenoblastos rodeados por una una matriz de microblastos.
  • Textura lepidoblástica: con minerales aplanados y orientados, de formas tabulares o de hojas. Por ejemplo, las micas.
  • Texturas mosqueadas. Textura característica de rocas de metamorfismo de contacto (pizarras y esquistos), en las que se observan grandes cristales poiquiloblásticos formados durante metamorfismo.

Estructuras de las rocas metamórficas

Los procesos metamórficos generan cambios en las rocas:

  • Aumento en la densidad de las rocas.
  • Aumento de tamaño de los cristales.
  • Formación de texturas laminares o bandeadas por reordenación de los granos.
  • Transformación de minerales metamórficos de baja temperatura a otros de alta temperatura.

Por todo esto, hay muchas formas de clasificar las rocas metamórficas. Una de las formas más sencillas y prácticas es por su textura:

Textura foliada

La foliación consiste en la alineación de los minerales que constituyen la roca cuando se ve sometida a grandes presiones, proporcionando a la roca una textura en láminas o bandas. La presión hace que los granos minerales se realinean y recristalizan, con los que los cristales se hacen más grandes y se pueden ver formando bandas dentro de la roca. Otros minerales, como la mica, se recristalizan orientándose de forma perpendicular a la de las fuerzas de compresión, y dan lugar a láminas.

La esquistosidad es la propiedad que presentan alguna rocas al romperse a lo largo de superficies aproximadamente paralelas, cuando se someten a un proceso de deformación. Los componentes de la roca se disponen de forma perpendicular a la dirección de las presiones. Las rocas formadas por este tipo de metamorfismo presentan distintos grados de esquistosidad y foliación. La esquistosidad es característica de metamorfismo regional de grado bajo y la foliación de grados metamórficos medios y altos.

Algunos ejemplos foliación característicos del metamorfismo regional son:

  • Pizarrosidad. Formada por minerales que se disponen formando superficies planas. Es características de metamorfismo de grado bajo. Al romperse, se obtienen láminas que se separan muy fácilmente. A esta propiedad que presentan algunos minerales para dividirse fácilmente ante un efecto mecánico siguiendo unos planos determinados de debilidad se le llama clivaje. Por ejemplo, la pizarra.
  • Esquistosidad: Metamorfismo de grado medio-alto. Se trata de una textura laminar pro el crecimiento de minerales planares, como la mica y la clorita. Se rompe con facilidad. Por ejemplo, el esquisto.
  • Bandeado gneísico: El grado de metamorfismo es alto, produciéndose la segregación de los minerales en capas. Se forman capas de cristales claros (de cuarzo y feldespato) y otras de cristales oscuros (biotita). Aunque presentan foliación, no se separan tan fácilmente como en pizarras y esquistos.. Por ejemplo, el gneis.

Textura no foliada

La textura no foliada está compuesta por un solo tipo de mineral cuyos cristales son equidimensionales. Aunque suelen tener foliación, no se aprecia a simple vista.

Estas texturas son características de ambientes metamórficos que no se han deformado.

Algunos ejemplos de rocas con textura no foliada son las rocas corneanas, el mármol, la cuarcita, etc.

Castilla y León, junio de 2017, opción B, cuestión 2

2.- Defina el término de esquistosidad (0,3 puntos) ¿Cómo se produce? (0,3 puntos). Cite dos ejemplos de rocas que presenten esquistosidad (0,2 cada una).

Navarra, Julio de 2018, opción A, pregunta 2

2. Explica los tipos de texturas metamórficas foliadas (1,5 p)

Castilla La Mancha, Julio de 2020, bloque 2, pregunta 18

18ª/1 p.) ¿Qué propiedad tienen las pizarras, para obtener las placas que se usan en cubiertas y revestimientos de viviendas?

Murcia, Junio de 2018. opción A, cuestión 5

5. Las siguientes imágenes corresponden a una lámina delgada vista al microscopio petrográfico y una muestra de mano de la misma roca. Diga si es una roca metamórfica, sedimentaria o plutónica (1 punto). Razone la respuesta (1 punto).

Puedes ponerte en contacto con otros usuarios de biologia-geologia.com a través de los foros para intercambiar dudas, sugerencias, comentarios, etc.

 

Currículos de Biología y Geología

Blog

Descargas

Contacto

Sorpresas en exámenes

Índice global

Aviso legal

Síguenos si te ha sido útil biologia-geologia.com.
 

Materiales didácticos de Biología y Geología para el alumnado de Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO) y Bachillerato.