BIOLOGÍA - GEOLOGÍA . COM

1º ESO

3º ESO

4º ESO

Biología 2º Bach.

Adaptaciones curriculares

Foros

 

Saltar la navegación

5.2.1.4. Perfil de un suelo

Perfil de un suelo

Los procesos generadores de suelo forman el suelo de arriba a abajo, creando unas variaciones en la composición, consistencia, textura, color,... apreciables en distintas capas.

Las capas u horizontes de un suelo es la disposición de un conjunto de capas paralelas entre sí y a la superficie topográfica, consecuencia de los procesos de formación del suelo. Se llama horizonte de un suelo a cada una de las capas de un suelo, identificables por las diferencias que se aprecian en su composición en partículas minerales o inorgánicas y material orgánico, textura, contenido en agua, estructura, color, etc.

El perfil del suelo es una sección o corte vertical del suelo en el que se puede apreciar todos los horizontes que constituyen ese suelo, desde la superficie del terreno hasta llegar a la roca madre (o material parental del suelo, que no siempre es una roca dura consolidada).

El espesor del perfil de los suelos es extremadamente variable, pudiendo variar entre pocos centímetros y pocos metros dependiendo de la intensidad de los procesos de meteorización que han tenido lugar.

El suelo se empieza a formar a partir de la roca madre y, por meteorización y por la acción de los seres vivos, se generan una serie de capas en horizontes de distinta textura, color y consistencia, que varían con el clima y que van cambiando con la madurez del suelo.

Existen diferentes tipos de suelo, cada uno con su propio conjunto de características. En un perfil del suelo se puede apreciar hasta cinco tipos de horizontes distintos, aunque no todos los suelos cuentan con todos ellos. Los suelos jóvenes están poco diferenciados y tienen menos horizontes, mientras que los suelos maduros tienen más.

Un suelo maduro presenta un perfil con los siguientes horizontes:

Horizonte 0

El horizonte 0 es un horizonte superficial formado principalmente por materia orgánica, como hojas en descomposición. Es más importante en zonas boscosas, donde se puede acumular mayor cantidad de restos vegetales. En otros lugares, el horizonte 0 es muy delgado e incluso puede no llegar a estar presente.

Horizonte A

El horizonte A es el horizonte más superficial, y es el que están enraizadas las hierbas. Puede estar cubierto por un horizonte 0. Esta parte del suelo puede tener bioturbación. Es la parte del suelo cultivable, formado por partículas de arena y arcilla de poco espesor. Su color suele ser oscuro por la abundancia de materia orgánica en descomposición o humus, aunque predomina la materia mineral.

Los compuestos solubles y los fragmentos de pequeño tamaño son arrastrados hacia niveles inferiores.

Se caracteriza por ser rico en humus (materia orgánica
muerta y en descomposición), que le da un color oscuro en su parte
superior (horizonte A1) y una gran capacidad de disolución de minerales
(horizonte de lixiviación) que le confiere un color claro en su parte
inferior (horizonte A2). Puede presentar una parte más externa (A0)
formado casi exclusivamente por materia orgánica sin apenas
descomposición.

Horizonte E

El horizonte E o de eluviación, de lixiviación o de lavado vertical, es de color claro y presenta poca materia orgánica. Se produce un lacado de materia orgánica, hierro, aluminio o arcilla hacia niveles más profundos. 

No siempre está presente y presenta una estructura poco desarrollada.

    Horizonte B

    El horizonte B o de precipitación o iluvial, no contiene humus (poca materia orgánica), por lo que su color es más claro (también pardo o rojo). En este horizonte se depositan los materiales arrastrados desde arriba (0, A y E), como arcillas, óxidos e hidróxidos metálicos, sales, carbonatos, etc.

    En este horizonte es frecuente el óxido de hierro y enriquecido por acumulación de los materiales más solubles lavados y transportados por el agua desde el horizonte superior.

    Sus propiedades dependen de la naturaleza de las sustancias que se han acumulado.

    • Si acumula gran cantidad de arcilla es menos poroso por su textura fina. Su coloración es coloración parda o rojiza y retiene más cantidad de agua y nutrientes para las plantas que los horizontes eluviales o de lavado.
    • Si acumula sales solubles como el carbonato cálcico (CO3Ca) será de color blanquecino, endureciéndose incluso si el clima es árido o semirárido formando una costra calcárea llamada caliche.
    • Aunque no suele tener materia orgánica, si la tuviera, su color sería negruzco.
    • Si su color es amarillento o rojizo se puede deber a los óxidos de hierro. 

    Las raíces y los seres vivos pueden llegar hasta este nivel. 

    No queda ningún resto de la estructura original de la roca madre.

    Horizonte C

    El horizonte C es una capa de transición hacia la roca madre. Está menos alterado con la profundidad hasta llegar a confundirse con la roca madre, formado por fragmentos procedentes dela meteorización mecánica de esta, cantos gruesos, arena y arcilla. Es el receptor de las soluciones que el agua le lleva procedente de capas superiores.

    Horizonte R

    Es la roca madre no fragmentada ni alterada que está bajo el resto del perfil y que puede no ser la roca madre del suelo o serlo sólo parcialmente, o representar un paleosuelo.

    Como hemos visto, los horizontes del suelo son capas horizontales diferenciadas por lavado y precipitación con diferente composición física y química. El perfil de un suelo es la sección vertical de sus distintos horizontes. Para alcanzar la diferenciación de los horizontes se ha producido una evolución en el suelo que tiende a alcanzar el equilibrio físico-químico con el medio.

    Evolución de un suelo

    La evolución de un suelo está muy ligada al desarrollo de la vegetación.

    La roca madre se altera y aparece el horizonte C, en el que puede desarrollarse algún liquen. Los líquenes son los primeros colonizadores de una roca desnuda y comienzan a dejar una pequeña cantidad de materia orgánica, muy pequeña, pero que permitirá que aparezcan vegetales algo superiores, como los musgos. Así se crea el horizonte A y pueden desarrollarse plantas de mayor tamaño. La lluvia y la lixiviación transportarán parte de los materiales a niveles inferiores, formándose el horizonte B. Así seguirá desarrollándose hasta llegar al clímax edáfico o pedoclímax, cuando llegue al equilibrio según las condiciones climáticas de la zona.

    La evolución del suelo no siempre en progresiva, sino que también puede ser regresiva si se alteran las condiciones en las que se desarrolla, normalmente por causas antrópicas.

    Roca madre → C → (A) C → A C → A (B) C → A B C

    Andalucía, Junio de 2018, opción A, pregunta 3

    3. Describa brevemente las principales características de los horizontes A, B y C de un suelo. (0,8 puntos)

    Asturias, Junio de 2017, opción B, cuestión 4

    4) Dibuja el perfil ideal de un suelo con sus horizontes y explica brevemente cada uno de ellos. (1 punto)

    Septiembre de 2017, opción A, cuestión 1.2.

    1.2. Realiza un esquema del perfil del suelo, definiendo los horizontes principales.

    La Rioja, Julio de 2018, opción A, cuestión 6a

    6a. (0,5 puntos). ¿Qué son los horizontes del suelo? Explica las características de uno de ellos.

    País Vasco, Junio de 2017, opción B, cuestión 4c

    Define: Horizonte edáfico E. (0,5 puntos)

    Valencia, Julio de 2017, Ejercicio B, Pregunta B2

    Cuestión a) Conceptos de perfil y de horizonte del suelo.

    Cuestión b) Indique los cinco factores formadores que intervienen en la formación y evolución de un suelo y explique uno de ellos.

    Cuestión c) ¿Cómo se forma y cuáles son las características principales de un horizonte B?

    Cuestión d) ¿Qué es la textura del suelo? Nombre dos tipos de suelo de textura diferente.

    Actividad basada en Murcia, Septiembre de 2017, opción A, cuestión 3. Murcia, julio de 2021, pregunta 5

    3. Los suelos son un recurso geológico muy importante y se clasifican por sus horizontes que se nombran con letras. Relacione los números de los horizontes que se ven en el esquema con la letra que le corresponda de las siguientes: C,B,A,O. Así, 1-A. De estos horizontes en cuál es común que se pueda producir el proceso edafogenético de acumulación de arcillas (0,4 puntos cada acierto).

    Los horizontes del esquema corresponden a los siguientes niveles.

    • Nivel 1:
    • Nivel 2:
    • Nivel 3:
    • Nivel 4:

    El proceso edafogenético de acumulación de arcillas se produce en el

    Habilitar JavaScript

    Valencia, Junio de 2021, pregunta 4

    Pregunta 4) Indique 3 propiedades o características que diferencian un horizonte de un suelo de un estrato de roca. Explique las diferencias entre la formación de un horizonte de un suelo y de un estrato de roca.

    Puedes ponerte en contacto con otros usuarios de biologia-geologia.com a través de los foros para intercambiar dudas, sugerencias, comentarios, etc.

     

    Currículos de Biología y Geología

    Blog

    Descargas

    Contacto

    Sorpresas en exámenes

    Índice global

    Aviso legal

    Síguenos si te ha sido útil biologia-geologia.com.
     

    Materiales didácticos de Biología y Geología para el alumnado de Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO) y Bachillerato.