Saltar la navegación

5.4.2.2.1. Ureteres

Uréteres

Los uréteres son dos conductos tubulares delgados y musculares que transportan la orina desde los riñones hasta la vejiga. Cada uno de los uréteres es de alrededor de 25 a 30 cm de largo en adultos.

Los uréteres descienden por la parte posterior del abdomen y son retroperitoneales. Entran en la vejiga por pared posterolateral, con un ángulo de entrada que ayuda a evitar que la orina regrese a los uréteres. Además, cuando la vejiga está llena de orina, la presión comprime y cierra la parte distal de los uréteres.

Los uréteres tienen varias funciones importantes en el sistema urinario. En primer lugar, ayudan a transportar la orina desde los riñones hasta la vejiga. Este transporte se lleva a cabo gracias a las contracciones periódicas de los músculos lisos que recubren el interior de los uréteres. Estas contracciones son conocidas como peristaltismo y ayudan a impulsar la orina hacia abajo a través de los uréteres y hacia la vejiga.

Los uréteres están recubiertos por células uroteliales, un tipo de epitelio transicional, y tienen una capa adicional de músculo liso que ayuda con el peristaltismo en su tercera parte inferior.

Además, Los uréteres también ayudan a mantener la presión en los riñones y en la vejiga. Esto ayuda a evitar que la orina fluya de regreso hacia los riñones, lo que podría causar infecciones.

Los uréteres también están cubiertos por células ciliadas que ayudan a evitar que los cuerpos extraños, tales como cálculos renales, pasen a través de ellos y causen obstrucciones.

Sistema urinario

Jordi March i Nogué [1], CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons

Los uréteres presentar cuatro regiones: lumbares, iliacas, pélvicas y vesicales.

Los uréteres tienen tres estrechamientos de gran importancia clínica, puesto que en ellos se enclavan los cálculos renales.

  • Entre las pelvis renal y el uréter.
  • Al cruzar la arteria iliaca externa.
  • Al atravesar la pared de la vejiga urinaria.

Sin embargo, a veces pueden ocurrir problemas con los uréteres, como la estenosis ureteral, que es un estrechamiento anormal de la luz de un uréter, pudiendo causar dificultad para el paso de orina y en consecuencia dolores y cólicos renales, o el reflujo vesico-ureteral, en donde la orina regresa hacia los riñones causando infecciones recurrentes.

Estructura del uréter

El uréter está formado por tres capas musculares y una capa adventicia:

  • Capa muscular. Tres capas de fibras musculares que permiten el peristaltismo del uréter que hace que se desplace la orina desde los riñones hasta la vejiga.
  • Capa adventicia. Formada por tejido conjuntivo que está recubriendo al uréter y lo aísla de otros tejidos.

Sección de un uréter

OpenStax College, CC BY 3.0, via Wikimedia Commons