Biologia-Geologia.com
Biología y Geología 1º ESO Biología y Geología 3º ESO Biología y Geología 4º ESO Anatomía Aplicada 1º Bach
Biología 2º Bachillerato Geología 2º Bachillerato Blog "Profedebiogeo"

Saltar la navegación

5.1.3.7.2. Higado

Hígado

El hígado, con un peso aproximado de 1,5 Kg, es el órgano más grande del cuerpo humano. Está situado en el cuadrante superior derecho de la cavidad abdominal, debajo del diafragma.

El hígado segrega bilis, fundamental para la digestión de las grasas. La bilis también tiene otras funciones, como la síntesis de proteínas plasmáticas, almacenamiento de vitaminas y glucógeno, y la de desintoxicación. El hígado elimina de la sangre sustancias nocivas para el organismo, como el alcohol, transformándolos en sustancias inocuas.

Los hepatocitos son las células principales del hígado. 

La superficie inferior del hígado es prácticamente planta. Tiene tres surcos que dividen el hígado en cuatro lóbulos:

  • Lóbulo derecho, dividido a su vez en
    • Lóbulo derecho propiamente dicho.
    • Lóbulo caudado o de Spiegel.
    • Lóbulo anterior o cuadrado.
  • Lóbulo izquierdo: separado del derecho por el ligamento falciforme.

Partes del hígado

Jiju Kurian Punnoose, CC BY-SA 4.0, via Wikimedia Commons

El hígado tiene entre 50000 y 100000 lobulillos hepáticos, estructuras hexagonales de 1 o 2 mm de diámetro. Cada lobulillo está formado por elementos vasculares, células hepáticas y células del sistema reticuloendotelial. Una vena central recoge la sangre venosa y la vacía en las venas hepáticas. el lobulillo hepático se forma en torno a esa vena.

Lobulillos hepáticos

OpenStax College, CC BY-SA 4.0, via Wikimedia Commons

Los sinusoides hepáticos son unos capilares que irradian desde la vena central hacia la periferia, recibiendo la sangre de las ramificaciones de la vena porta y de la arteria hepática.

Los sinusoides hepáticos están limitados por dos tipos de células:

  • Células endoteliales, con poros que permiten el paso de macromoléculas.
  • Células de sistema reticuloendotelial (células de Kupffer), macrófagos que fagocitan bacterias y otras sustancias.

El hilio o surco transversal representa la salida del conducto hepático y la entrada de la arteria hepática y vena porta. Por el hilio también penetra la cápsula de Glisson, conjuntiva, que envuelve al hígado y lo divide en los lóbulos en los que se encuentran los hepatocitos secretores de bilis y las células fagocitarias o de KupfferLos conductos secretores se integran en el conducto hepático que, a la altura del hilio se continúan por el colédoco hasta el duodeno (ampolla de Vater, regulada por los esfínteres de Oddi y de Boyden), En la unión entre el conducto hepático y el colédoco, surge el conducto cístico que desemboca en la vesícula biliar.

Circulación sanguínea del hígado

La sangre llega al hígado a través de la arteria hepática, que le aporta sangre oxigenada desde el corazón.

La vena porta llega al hígado con sangre poco oxigenada, con nutrientes, fármacos y posibles bacterias procedentes del tubo digestivo y del bazo.

Se mezcla la sangre de la arteria hepática y de la vena porta en los sinusoides hepáticos, donde los hepatocitos absorben la mayor parte de los nutrientes y toxinas que llegan. Los hepatocitos secretan sustancias que vierten a la sangre, que sale del hígado a través de las venas hepáticas, que llevan la sangre a la vena cava inferior.

Funciones del hígado

Las principales funciones del hígado son:

  • Producción de bilis. La bilis contiene sales biliares y se almacena en la vesícula biliar hasta que se segrega en el duodeno cuando se detecta la presencia de lípidos en el duodeno. La bilis llega la duodeno a través del conducto colédoco. La bilis permite la digestión y posterior absorción de las grasas que contienen los alimentos.
  • Metabolismo. Tiene numerosas funciones metabólicas:
    • Metabolismo de glúcidos:
      • Gluconeogénesis: formación de glucosa a partir de aminoácidos, lactato y glicerol.
      • Glucogenolisis: obtención de glucosa al fragmenta glucógeno.
      • Glucogenogénesis: síntesis de glucógeno a partir de glucosa.
    • Metabolismo de lípidos:
      • Síntesis de colesterol. El colesterol forma parte de la membrana plasmática y también interviene en la síntesis de ácidos biliares.
      • Producción de triglicéridos.
      • Transformación de glúcidos y proteínas en ácidos grasos.
    • Metabolismo de proteínas:
      • Síntesis de albúmina.
      • Síntesis de lipoproteínas, que intervienen en el transporte de ácidos grasos en la sangre (VLDL, HDL, LDL).
      • Síntesis de proteínas de transporte.
      • Síntesis de factores de coagulación sanguínea, como fibrinógeno, protrombina, etc. Desempeña un importante papel en la coagulación sanguínea.
      • Síntesis de aminoácidos no esenciales. Los aminoácidos esenciales solo se pueden obtener mediante la dieta.
      • Síntesis de enzimas.
      • Síntesis de hormonas peptídicas.
  • Función inmunológica.
    • Las células de Kupffer son macrófagos que están en los sinusoides hepáticos que fagocitan bacterias, virus y macromoléculas extrañas al organismo.
    • Produce la mayor parte de las proteínas del sistema del complemento.
  • Desintoxicación de la sangre.
    • La enzima alcohol-deshidrogenasa se localiza principalmente en el hígado, y permite la metabolización del etanol.
    • Neutralización de muchas toxinas.
    • Metabolización de la mayor parte de los fármacos.
    • Transformación del amonio en urea.
  • Almacenamiento de algunas sustancias, como glucógeno, vitaminas y sales minerales.
  • Hematopoyesis. Durante las primeras 12 semanas de gestación, el hígado es el principal órgano encargado de la producción de glóbulos del feto, aunque a partir de entonces, es la médula ósea la que se encarga de producirlos.

 

Creado con eXeLearning (Ventana nueva)